Rafa Díez Usabiaga sale de la prisión de El Dueso con gritos de apoyo

Javier Cotera

El exsecretario general del sindicato LAB ha salido de la cárcel muy sonriente. Con un pantalón corto, una camisa a cuadros y dos bolsas, está siendo recibido por unas 200 personas

KOLDO DOMÍNGUEZ
KOLDO DOMÍNGUEZSantander

8.26 horas. Es la hora en la que Rafa Díez Usabiaga ha abandonado la prisión de El Dueso (Santoña, Cantabria). Entre gritos de bienvenida de amigos y familiares, el exsecretario general de LAB ha salido de la cárcel después de cumplir seis años y medio por el 'caso Bateragune' de reconstrucción de la ilegalizada Batasuna «bajo las órdenes de ETA».

Vestido con pantalón corto y camisa de cuadros, ha soltado las dos bolsas que llevaba en las manos para levantar los brazos y, posteriormente, abrazar, en primer lugar, al abogado Iñigo Iruin.

Un emocionado Rafa Díez ha recorrido los 50 metros hasta el párking de la prisión y se ha marchado hacia el barrio Pobeña de Muskiz, donde se realizará «una concentración-acto», a partir de las 11.45 horas, «por la libertad de expresión y la vuelta a casa de todos los presos vascos». También se celebrará otro recibibimiento a partir de las 19.30 horas en su pueblo, Lasarte

Aunque no ha habido acto de homenaje a la salida de prisión al haberlo prohibido la Delegación del Gobierno de Cantabria, alrededor de un centenar de familiares, amigos y compañeros de LAB le esperaban a la entrada del centro penitenciario. Especialmente efusivo ha sido el encuentro con el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que también estuvo condenado por el 'caso Bateragune'.

También se encontraban en el recibimiento históricos dirigentes de la izquierda abertzale como Rufi Etxeberria, Tasio Erkizia, Pablo Gorostiaga, José Luis Elkoro e Iñigo Iruin, entre otros. Al lugar también se han trasladado la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, y los dos expresos de ETA Jesús María Zabarte y Eugenio Etxebeste Antxon .

«Un preso menos»

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, denunciaba «la ilegalización» del acto de homenaje que estaba previsto que se celebrara frente a la prisión y consideraba que «demuestra el talante antidemocrático del Gobierno». Tras mostrar su alegría por la excarcelación de Rafa Díez, ha recordado que «ya hay un preso político menos en las cárceles», y ha asegurado que éste no debía haber pasado «ni un solo día en la cárcel y fue injustamente encarcelado por el 'caso Bateragune'».

A su juicio, se trata de una sentencia que la sociedad vasca «no entendió y no compartió». Tampoco entiende que se sigan vulnerando sistemáticamente los derechos de los presos políticos, que se siga aplicando la legislación de excepción hacia el colectivo de presos, «y eso demuestra, una vez más, la falta de voluntad política del Gobierno español a la hora de afrontar el conflicto político que vive Euskal Herria», ha indicado.

El portavoz de Sortu Arkaitz Rodríguez declaraba justo antes de la salida de Rafa Díez que «con su puesta en libertad, el Estado tiene un rehén político menos y la sociedad vasca recupera un activo político muy importante».

En imágenes

El exsecretario general de LAB fue condenado en septiembre de 2011 junto a Arnaldo Otegi por un delito de pertenencia a organización terrorista, ambos en grado de dirigentes, a las penas de diez años de prisión, inhabilitación para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo e inhabilitación para el empleo de cargo público. El Tribunal Supremo rebajó la condena a seis años y medio de cárcel al considerarles integrantes, y no dirigentes, de ETA.

Fotos

Vídeos