Rechazada la medida cautelar de suspender la modificación del Plan de Chiloeches

El futuro del Palacio de Chiloeches está pendiente del pronunciamiento de la justicia
El futuro del Palacio de Chiloeches está pendiente del pronunciamiento de la justicia / Daniel Pedriza
Santoña

El juez deniega la petición de la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Santoña ya que no hay ninguna licencia de obra para la demolición

Ana Cobo
ANA COBOSantander

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha rechazado la medida cautelar solicitada por la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Santoña de suspender la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana del municipio que afecta al Palacio de Chiloeches y su entorno, tendente a evitar cualquier actuación de demolición del ala oeste. Además, les impone el pago de las costas.

El alcalde, Sergio Abascal, dio a conocer este auto judicial, contra el que cabe recurso de reposición, en el último tramo del Pleno criticando al concejal de Santoñeses, Jesús Gullart, que «siempre viene me pide en los plenos que haga valoraciones de las notas de prensa de Chiloeches, pero hoy (por el viernes), qué casualidad, no le ha interesado preguntarme por este auto».

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC admitió el pasado mayo a trámite este recurso de la Asociación para «paralizar la ejecución de la demolición», dando un plazo de cinco días al Ayuntamiento de Santoña para responder a la solicitud de las medidas cautelares. El regidor, dijo, que al conocer el recurso «me extrañó porque el Ayuntamiento no ha otorgado licencia ni ha concedido nada tendente a la demolición del ala oeste». «Lo que se ha hecho es aprobar los criterios de monetización exigidos por la Crotu, para que la aprobación definitiva de la modificación, realizada en 2015, pudiera publicarse en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC)».

«Con la suspensión se paralizarían los trámites de conservación del bien protegido» dice el juez

Ahora, el juez se ha pronunciado denegando la medida cautelar de la suspensión de la modificación puntual del Plan General en base a que la parte recurrente «como único y lacónico argumento alude al peligro de demolición del Palacio de Chiloeches. Sin embargo, la medida de suspensión no se realiza frente a licencia de obras ni acto concreto alguno sino frente al planeamiento que supuestamente y con el carácter cautelar en que la sala ha de pronunciarse en esta fase, le daría cobertura».

Y añade el juez que «para que se produjera el perjuicio que se esgrime como prioritario, la demolición del Palacio, serían preciso actuaciones administrativas de aplicación que serían las que podrían suspenderse sin que se produzca por la sola aprobación de la modificación». Por el contrario, y como argumenta el Ayuntamiento, «con la suspensión se paralizarían los trámites de recuperación y conservación del bien protegido, además de las autorizaciones requeridas una vez delimitado el entorno de protección. Por todo ello, no cabe sino denegar la medida instada».

Estas medidas cautelares se habían solicitado dentro de la demanda interpuesta por la Asociación ante lo Contencioso-Administrativo impugnando la resolución de la Crotu por la que aprueba definitivamente la modificación puntual del Plan en el área de Chiloeches y su publicación en el BOC. «Es un procedimiento que va contra el Gobierno de Cantabria, la Crotu, pero el Ayuntamiento acudirá como parte y también se ha dado traslado a los propietarios del edificio para personarse».

El regidor defiende que «no me cabe la menor duda sobre la legalidad de esta modificación. Además, el TSJC ya conoció de este asunto en 2007, cuando los propietarios quisieron que el Ayuntamiento hiciera una modificación puntual para derribar el ala oeste y se resolvió que era EL Ayuntamiento el que tenía que hacerlo cuando él quisiera, no cuando quisieran los dueños. Y ya entonces se dejó la puerta abierta a que se podría demoler el ala oeste con un informe de un perito judicial que dice que no tiene valor y lo vamos a llevar al procedimiento judicial».

Fotos

Vídeos