Los trabajos de poda de los árboles se prolongarán hasta diciembre

La Plaza de San Antonio ha sido el primera escenario de esta 'operación poda'. /DM .
La Plaza de San Antonio ha sido el primera escenario de esta 'operación poda'. / DM .
Santoña

Una cuadrilla de operarios se afana en una tarea que se extenderá por todo el municipio

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

Santoña está inmersa en la 'operación poda'. Desde la pasada semana se están llevando a cabo trabajos para 'mudar de piel' a los árboles del municipio - en su gran mayoría plataneros - que con la llegada del otoño vuelven a quedar completamente desnudos hasta la próxima primavera que rebroten sus hojas.

Una cuadrilla de operarios, contratados a través del programa de Corporaciones Locales para el mantenimiento de espacios verdes, se afana en dejar al conjunto de árboles libres de ramas y hojas. La postal otoñal apenas varía de un año a otro pero siempre despierta la curiosidad de los vecinos. Coordinando la poda está el concejal de Medio Ambiente, Fernando Palacio, que reconoce que el equipo de trabajo ha empezado «un poco lento» porque «carece de experiencia en esta labor», aunque confía en que, a medida que cojan el ritmo en el uso de la maquinaria, poden entre 15 y 20 árboles al día.

La poda se ha iniciado en la plaza de San Antonio donde se ha echado mano a los plataneros que rodean este espacio de ocio. Los trabajos continuarán en idéntico sentido en la Plaza de Abastos, en los parques de la villa, en la calle del instituto Manzanedo, en el Pasaje tanto en la avenida Carrero Blanco como en el Paseo Pereda, para seguir con la zona del Patronato Militar, avenida Virgen del Puerto y concluir por el entorno del colegio Macías Picavea. Igualmente, los operarios se desplazará hasta los barrio de El Dueso, Berria y Piedrahita.

Las ramas y hojas son trituradas 'in situ' y se introducen en un camión compactador

El objetivo es mejorar las condiciones ambientales del extenso patrimonio arbóreo del municipio a la vez que evitar riesgos para los viandantes por desprendimientos de quimas o ramas. Está previsto que la actuación se prolongue hasta bien entrado diciembre.

A la poda general, la que se realiza todos los años, se va a sumar una actuación específica para atender la demanda de vecinos de la calle Baldomero Villegas. «Vamos a realizar una poda específica de los castaños de indias que hay justo entre el parque infantil de Manzanedo y los bloques de Baldomero Villegas. Han alcanzado una gran altura y la copa de los árboles se encuentra ya muy cerca del primer piso del bloque de viviendas, por lo que nos han pedido que actuemos». Asimismo, explica Palacio, también está previsto realiza una poda específica a los magnolios que hay próximos a la Casa de Cultura y el Teatro Liceo, a los chopos de las Instalaciones Deportivas Municipal y los árboles del perímetro de la residencia San Ana.

Para realizar los trabajos, los operarios disponen de un equipo de protección individual compuesto por casco, guantes y gafas así como dos plataformas elevadoras y un tijera eléctrica. La cuadrilla se reparte las tareas de forma de que si dos de ellos están subidos a las plataformas elevadoras cortando las quimas de los árboles, el resto con ayuda de los rastrillos van recogiendo las ramas cuando caen al suelo a la vez que barren para que no quede ni un solo resto.

Al igual que el año pasado, la cuadrilla cuenta también con una astilladora que permite triturar las quimas y ramas de los árboles 'in situ'. Una vez triturado se lanza a un camión compactador, donde los restos disminuyen de tamaño lo que evita tener que transportarlos constantemente en camiones hasta la zona de depósito. «El trabajo de un día de poda se puede transportar con un solo viaje», señala Palacio. Los restos de la poda se utilizan como abono de zonas verdes con falta de nutriente, especialmente se echa en la zona del albergue.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos