Troncos de eucalipto para reforzar el cementerio

Tras los representantes institucionales, se puede observar como la estructura se encuentra ya muy avanzada./DM .
Tras los representantes institucionales, se puede observar como la estructura se encuentra ya muy avanzada. / DM .
Santoña

La obra se encuentra muy avanzada y concluirá antes de fin de año

Ana Cobo
ANA COBOSantoña

La segunda fase de las obras para reforzar el frente norte del cementerio avanza a buen ritmo y está previsto que concluya antes de fin de año, dependiendo de la meteorología. Esta semana el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, se ha acercado hasta la playa de Berria para inspeccionar los trabajos de estabilización del talud del camposanto, ubicado en el Parque Natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, que arrancaron a mediados de octubre. El proyecto, adjudicado a la empresa Quintial Forestal, cuenta con un presupuesto de 45.000 euros.

Los trabajos, ejecutados a través de la Dirección General del Medio Natural, están justificados dadas las características de esta playa, que como otros arenales de la región, presenta sistemas dunares «muy dinámicos, sensibles y de alto valor ambiental», explicó el consejero.

Así, los temporales registrados durante el invierno de 2015 afectaron al frente dunar de la playa de Berria, tras el que se asienta el cementerio local, por lo que el talud y la pared quedaron desprotegidos con riesgo de que nuevas incidencias meteorológicas provocasen daños mayor al camposanto, pudiéndose incluso venir abajo.

El proyecto realizado con técnicas de bioingeniería se integra en el entorno y facilita la restauración dunar

Por ello, el Ayuntamiento de Santoña reforzó en 2016 los puntos más afectados y con más riesgo de derrumbe, a través de un proyecto de bioingeniería que se utiliza para aportar una mayor integración de la obra en el entorno y permitir su restauración ambiental.

Integrado en el entorno

Esa primera actuación se completará ahora con una segunda fase de refuerzo y estabilización del talud en la parte central. Oria, que acudió acompañado por el alcalde Sergio Abascal y otros concejales del equipo de gobierno, señaló «la importancia y necesidad de las obras que tratan, con técnicas de bioingeniería, de integrar plenamente las actuaciones en el entorno y facilitar su restauración ambiental», al tiempo que se protege el cementerio para que la parte de su perímetro que da a la playa no se derrumbe.

Las obras consisten en la ejecución de dos filas de empalizadas de troncos de madera de eucalipto, con una longitud de unos 65 metros, en el sector central del camposanto, que aportarán continuidad a las protecciones realizadas anteriormente por el Ayuntamiento. También se ha rellenado la zona con tierra vegetal para dar consistencia a la obra y permitir una mejor integración en su entorno, así como evitar la disipación de la fuerza del oleaje que pudiera provocar erosiones hacia otras áreas de la playa de Berria. Se considera, por ello, importante la utilización de técnicas de bioingeniería, que permitirán una revegetación y restauración ambiental del talud en la playa de Berria.

De esta forma, la mayor parte del frente queda protegida ante el embate de los oleajes. Únicamente quedaría por actuar en un pequeño tramo que, actualmente, no presenta tanto riesgo por ser el que menos ha sufrido la erosión. No obstante, el Consistorio estudiará protegerlo en un futuro con medios municipales.

Fotos

Vídeos