El águila pescadora ya tiene hogar

MARTA MESA
Marina de cudeyo

Marina de Cudeyo quiere fidelizar la Marisma del Conde como su lugar para anidar en la bahía

ELENA TRESGALLO

Los voluntarios del programa de recuperación del águila pescadora en la bahía han ampliado la red de posaderos en la Marisma del Conde, para que esta curiosa rapaz haga de este bello rincón de Marina de Cudeyo su casa. Se trata de un proyecto «pionero» en Cantabria, que ha empezado con muy buen pie ya que, este verano, se ha conseguido asentar a la única pareja de águilas formada en el Norte de España. El programa de reintroducción de esta especie es una apuesta conjunta del Ayuntamiento de Marina de Cudeyo y 'Ecoturismo Bahía de Santander', y se complementa con una amplia programación de rutas interpretativas guiadas por la bahía. Con motivo de este programa y la apuesta realizada por el turismo ambiental, los próximos días 22, 23 y 24 de septiembre se organizan las segundas jornadas ecoturistas en el municipio.

Los voluntarios del programa de reintroducción del águila pescadora en Marina de Cudeyo acaban de instalar otros tres nuevos posaderos en la zona conocida como Marisma del Conde, lugar elegido por la primera pareja de rapaces que se asentaron este verano en el municipio, Txurriko y Vanda. Todo un éxito para el proyecto, ya que es la única pareja que se ha asentado en todo el Norte de España.

Voluntarios del proyecto han colocado ya siete posaderos, entre ellos el nido de Txurrico y Vanda

En este sentido, a lo largo de los próximo meses se irán «implementando nuevas medidas» en esta zona para que «toda la comunidad de aves acuáticas y marinas de la Bahía de Santander salga beneficiada y encuentre en la Marisma del Conde un lugar adecuado para su descanso», resalta el coordinador del programa, Carlos Sainz. En total ya son «siete» los posaderos ubicados en el entorno del nido de «nuestra especie bandera». Según explican sus responsables, estas estructuras «favorecerán» la sedimentación de diferentes especies de aves migratorias. «Una de ellas es el águila pescadora, que desde finales de este mes de agosto y bien avanzado el otoño, llegará a la Bahía de Santander, procedente del Norte de Europa», afirman.

Un grupo de voluntarios se afana en colocar los posaderos en la Marisma del Conde, lugar elegido por la primera pareja de águilas pescadoras que se ha asentado en la cornisa Cantábrica, desde que desapareció su pista en los años ochenta del pasado siglo / MARTA MESA

Asimismo, pretenden que la pareja de águilas pescadoras, formada por Txuriko y Vanda sirva de «atracción a sus congéneres migratorios» y favorezca su parada, descanso y alimentación, en Marina de Cudeyo, al menos eso es por lo que llevan meses trabajando.

La instalación de los nuevos posaderos en este momento, no es casual, ya que, según añade Sainz, se puede dar la circunstancia de que los migradores o invernantes compartan la Marisma del Conde durante algunos días con Vanda y Txuriko, «si éstas aún no han decidido poner rumbo a África», matiza.

Además, en los últimos días los avistamientos han dado algunas «sorpresas» a estos amantes de la naturaleza y es que se ha registrado un nuevo águila pescadora en la Marisma. «Es la cuarta vez que vemos tres águilas a la vez, creemos que puede tratarse de un ejemplar de Escocia ya que hemos visto una anilla azul, pero no lo tenemos confirmado», informa el responsable del proyecto turístico y ambiental.

Y es que, estos días de finales de agosto y principios de septiembre son «calientes», para el avistamiento de estas aves ya que se acerca la migración. De hecho las águilas pescadoras pondrán rumbo a final de mes hacia Senegal para pasar el invierno. En este sentido, desde el grupo de voluntarios que vela por que este proyecto fructifique en Marina de Cudeyo se espera que Txurriko y Vanda tengan una buena migración y estancia en el país africano para que regresen a Marina de Cudeyo a proteger su nido y puedan criar.

El águila pescadora () es una rapaz que históricamente ha sido objeto de intensos estudios debido al interés que suscita su presencia en determinadas regiones de Europa y Norteamérica. En la península Ibérica, éste ave se extinguió a principios de los ochenta asediada por el fenómeno de la construcción en la costa. No obstante, en los últimos años, gracias a programas de reintroducción, varias parejas se han asentado con éxito en Cádiz y Huelva y existe otro proyecto en la cercana bahía de Urdaibai, en el País Vasco.

La idea es que la Marisma del Conde se convierta en uno de esos lugares, donde la especie quiera formar su hogar y se asiente para que los ejemplares vuelvan a sobrevolar la bahía santanderina.

«Queremos que el águila y otras aves encuentren aquí un lugar adecuado para su descanso» Carlos Sainz. Coordinador

Jornadas ecoturistas

Precisamente, el águila pescadora será el 'leitmotiv' de las II Jornadas ecoturistas que se desarrollan los días, 22, 23 y 24 de septiembre en el municipio. Un programa que compagina las ponencias de expertos con salidas guiadas, observación de aves y talleres medioambientales. «Las jornadas están diseñadas para que los asistentes puedan conocer las últimas tendencias en ecoturismo, en Cantabria, a nivel nacional e internacional, así como participar de algunas de ellas en la Bahía de Santander», resumen los organizadores de las mismas, el Ayuntamiento de Marina de Cudeyo y la empresa 'Ecoturismo Bahía de Santander'.

Así, las jornadas se inaugurarán el día 22 de septiembre con la presentación del proyecto de Ecoturismo del municipio. Ese mismo día, el doctor en biología Aitor Galarza impartirá la conferencia sobre la conservación, el ecoturismo y la recuperación del águila pescadora.

«El ecoturismo es el mejor ejemplo de como se puede compatibilizar desarrollo económico y conservación» Carlos Sainz. Coordinador

El sábado, 23 de septiembre, se dedicará la mañana a conocer distintas experiencias nacionales y autonómicas de ecoturismo y se aprovechará para entregar los premios del II concurso de Fotografía de Ecoturismo, que se programa en el contexto de estas jornadas.

Ese mismo día, por la tarde, se dedicará a la realización de actividades ecoturistas y talleres para toda la familia. Así, los asistentes podrán disfrutar de propuestas ambientales para los más pequeños, además de las rutas guiadas en barco por la ría de Cubas y a pie por La junquera, el alto del Urro y puestos de observación de aves en la senda costera del municipio.

El domingo, día 24 de septiembre, se cerrarán las jornadas con actividades dirigidas al público en general, como una ruta guiada a pie por la Marisma del Conde y la instalación de un puesto de observación del águila pescadora, la estrella de estas segundas jornadas ambientales. Tras ello se realizará otra ruta guiada en barco con capacidad para cien plazas por la dunas del puntal y el Estuario del Miera. «Nuestro afán es conseguir que el ecoturismo sea el mejor ejemplo de cómo se puede compatibilizar desarrollo económico y conservación», inciden.

Tanto las jornadas como sus actividades son gratuitas, pero para ello se requiere de una inscripción previa. Así, los participantes tendrán que enviar sus datos con un teléfono móvil de contacto a info@bahiasantander.es.

Para las actividades del sábado tarde y domingo, talleres, rutas a pie y en barco se abrirá el plazo el 1 de septiembre, teniendo como fecha límite el 19 de septiembre. En este caso las inscripciones se deberán realizar a través del mail turismo.marinadecudeyo@gmail.com o llamando al 636 466 053.

Voluntarios del proyecto han colocado ya siete posaderos, entre ellos el nido de Txurrico y Vanda

Fotos

Vídeos