Unas bases «discriminatorias» acaban cerrando el Bar de la Junta vecinal de Heras

Medio Cudeyo

El local se sacó a arrendamiento en 2015 y se adjudicó a un vecino de Heras

E. T.

El bar de la Junta Vecinal en Heras ha acabado echando el cierre como consecuencia del conflicto judicial con un particular que optó al concurso para su explotación. El local se sacó a arrendamiento en 2015 y se adjudicó a un vecino de Heras. El hecho fue que, aunque existían mejores ofertas, la Junta puntuó más el criterio de la procedencia del licitador. Por ello, el denunciante, también vecino de Medio Cudeyo –aunque no de Heras– recurrió las bases al considerarlas «discriminatorias».

Según abunda el abogado que ha ganado la causa, David Romero Sumillera, la Junta «puntuaba más» a aquellos aspirantes que procedían de Heras, «cuando mi representado también era del mismo municipio y presentó una oferta mucho mejor», resume. El letrado añade que, pese a haber ganado, su cliente no ha podido hacerse cargo del bar, al verse «perjudicado» por el tiempo transcurrido del litigio y por haber iniciado otra actividad. Además, insiste en que la Junta, en vez de colaborar, ha seguido litigando perdiendo todas las batallas y amontonando costas judiciales.

Por su parte, la Junta acata la sentencia, pero discrepa con que la demanda haya supuesto un quebranto. Según sus responsables, se optó «por la solución menos gravosa» para la entidad. Se recuerda que se aprobaron las bases por unanimidad (PSOE y PP) y que el denunciante solo recurrió cuando supo que no se le adjudicaba el local.

Fotos

Vídeos