El cañón de 48 libras de La Cavada vuelve a rugir

El cañón de 48 libras de La Cavada vuelve a rugir
Sane

Cientos de personas se acercaron a Riotuerto para disfrutar de la fiesta de la toma de posesión del brigadier Fernando Casado

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLORiotuerto

La comitiva partió a media tarde del Arco de Carlos IIIde La Cavada. Sonaban los tambores para recibir al brigadier Fernando Casado de Torres y recibirle con todos los honores, entre ellos el estallido de la pólvora explosionando sin bala, pero rugiendo como si la tuviera. Es el sonido del pasado artillero de la Real Fábrica de La Cavada, que nutrió de munición y cañones, durante siglos, a la Armada Española, convirtiéndose en la principal industria armamentística del país. La fiesta de recreación histórica de ayer sábado fue una de las más multitudinarias y rindió homenaje a esa importante página de la historia local.

«El desfile ha sido espectacular y ha habido muchísima gente», explicó emocionado ayer el presidente de la Asociación de Amigos del Museo de la Cavada, Ángel Cuadrado, al concluir la fiesta. El colectivo es el impulsor del evento que, hace sólo un año, recibió el galardón de Fiesta de Interés Turístico Regional.

Un desfile militar que ayer brilló «más que en otras ediciones» por la gran afluencia de público y en el que, cada año, participan más de un centenar de personas ataviadas con el uniforme o las vestimentas de la época y que aportan colorido a la fiesta. El Arco de Carlos III, antigua entrada a la Real Fábrica aún en pie, es donde comienza la escena principal de una fiesta que termina con el disparo de uno de esos cañones históricos, quizás el más importante que se fabricó en La Cavada y que usó la invencible Armada Española, el cañón de 48 libras.

Kilos de pólvora con balas de hierro fundido, que lograron frenar el avance de las flotas enemigas para proteger con éxito las rutas comerciales. Hoy en día, el estallido más famoso de La Cavada se ha convertido en un innegable foco de atracción de visitantes que, de paso, pueden acceder al conocimiento que se encuentra custodiado en el Museo de la Real Fábrica de Artillería. Es desde allí, donde se dispara el cañón el último sábado del mes de agosto y también por la festividad de Santa Bárbara, patrona artillería.

Al evento acudió una nutrida representación de autoridades civiles y militares, además de alcaldes de la comarca. Entre ellos, estuvo presente el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz.

En la fiesta participa, además, una nutrida representación de vecinos del municipio coordinados por la Asociación de Amigos del Museo de La Cavada. Desde hace algunos años, se cuenta, además, con una banda infantil de tambores de Riotuerto que sigue el compás militar de la Asociación de Tambores de San Sebastián, unos incondicionales de la fiesta.

Además, este año, la Asociación de Mujeres Brenas de Riotuerto también aportó colorido al desfile, tras fabricar artesanalmente dos estandartes que se incorporaron al cortejo y que han permanecido expuestos en el Museo de Artillería de La Cavada. Ahora, quedan ya 364 días para que la pólvora vuelva a sonar.

Fotos

Vídeos