Cayón destinará un millón a inversiones

Pleno municipal en Santa María de Cayón./DM .
Pleno municipal en Santa María de Cayón. / DM .
Santa María de Cayón

El equipo de gobierno aprobó, en solitario, un presupuesto municipal de seis millones de euros | Además se dio el visto bueno a un reconocimiento extrapresupuestario de deuda del ejercicio 2017 por importe de 316.000 euros

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLOSarón

Santa María de Cayón acaba de aprobar «el mejor presupuesto» de la legislatura según el equipo de Gobierno (PP) y un documento «irreal e irrealizable» e hipotecado por la deuda que se deja en el cajón, según la oposición municipal, PRC y AIPC, que lo votaron en contra esta semana. El PSOE se abstuvo en la aprobación de la cuenta municipal. En cuanto a las cifras, las cuentas ascienden a seis millones de euros, de los que se destinará más de un millón a inversiones. En el centro de la polémica estuvo un nuevo reconocimiento extrapresupuestario de deuda por importe de 316.000 euros con reparo técnico del interventor local, que advierte de las contrataciones fuera de procedimiento.

Según el alcalde de Santa María de Cayón, Gastón Gómez, el Pleno municipal aprobó esta semana «el mejor presupuesto» de la legislatura. Un documento que calificó de «inversor» ya que destina más de un millón de euros a éste capítulo.

Entre las inversiones para 2018, destacan 170.000 euros para remodelar la Casa Cuartel (propiedad municipal), 250.000 euros a aglomerados y otra partida similar para la renovación de parques infantiles, además de 671.000 euros para a la compra de una finca de Sarón, en el entorno del polideportivo, para hacer el centro cultural. A la par, también se comprarán terrenos en La Abadilla y Cayón para dos cementerios junto a los parroquiales. Asimismo, también se hará una rotonda en el entorno del campo de fútbol, un aparcamiento para vehículos en el pueblo de Esles y un skate park previsto en Sarón.

Entre las inversiones destaca la adquisición de terreno para la casa de cultura y cementerios

No obstante, lejos de aplaudir los regionalistas consideraron el presupuesto de 2018 como «irreal», «difícil de creer» y porque «supondrá un aumento de la deuda» municipal. En este sentido, desde el PRC se explicó que se había votado en contra porque consideran que, «una vez más» el equipo de Gobierno de Gastón Gómez «presenta unas cuentas irrealizables», valoró su portavoz Ana Obregón.

Desde la Agrupación Independiente por Cayón (AIPC), su portavoz, Ramón Terán, también coincidió con los regionalistas en que el presupuesto era «irreal» y llamó la atención sobre el control del gasto.

Deuda extrapresupuestaria

Las críticas de la oposición fueron mucho más duras, cuando se aprobó un reconocimiento extrapresupuestario de deuda del ejercicio 2017 por importe de 316.000 euros y se presentó a Pleno acompañado de un duro reparo del interventor sobre prácticas irregulares de ejecución del presupuesto y «contrataciones verbales» fuera de procedimiento.

Desde la oposición se explicó que los reconocimientos se habían convertido en una práctica habitual del alcalde para «sacar las facturas del cajón», mientras las previsiones presupuestarias no se cumplían.

En este sentido, el PRC recordó que, anualmente, Gastón Gómez lleva al Pleno reconocimientos de deuda por cerca de un millón de euros «sin apenas contemplar inversiones», lo que representa entre el 15% o 20% del presupuesto y criticó que, en muchos casos, «se trata de trabajos que no han seguido el procedimiento contractual correspondiente y no han tenido ningún control».

En la misma línea, Ramón Terán de AIPC, criticó las contrataciones «verbales o a dedo» que apuntan los informes técnicos. Según el independiente, se trata del segundo reconocimiento del año 2017, ya que se han aprobado otros dos por importe de 244.624 y de 489.000 euros, en noviembre del 2016. «Estamos hablando en menos de 12 meses facturas aprobadas por el equipo de gobierno por más de 1.000.000 de euros con informe de reparo por el señor interventor», insistió.

El alcalde alegó que, si se ha gastado ese dinero, «es porque fue necesario» y explicó que se trataba de obras de mantenimiento o llevadas a cabo por la brigada de obras, partidas que se habían quedado cortas y «urgencias», como unas inundaciones. A la par, insistió que ese dinero ya está descontado del presupuesto por lo que la inversión seguirá siendo «importante» en 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos