Culmina con éxito el programa de Ecoturismo de Marina de Cudeyo

Uno de los útimos nidos colocados. Carlos Sainz

Se ha avistado un nuevo ejemplar de Águila Pescadora de origen francés

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

Marina de Cudeyo culminaba hace unos días con las actividades del programa de Ecoturismo 2017. Una apuesta por sacar rentabilidad al turismo sostenible y en contacto directo con la naturaleza que, durante esta primera experiencia, ha atraído a casi un millar y medio de personas en su desarrollo, de marzo a octubre de 2017. En los últimos días, se celebró el Día Mundial de las Aves con salidas guiadas por la bahía y la Marisma del Conde, combinadas con la acción de voluntariado dentro del proyecto de recuperación del águila pescadora que ha arrojado excelentes resultados. De hecho, a la presencia de la primera pareja de rapaces que ha anidado en todo el cantábrico, ahora hay que añadir nuevos ejemplares de invernantes.

Durante el último fin de semana, el programa se centró sobre todo en actividades de recuperación y voluntariado, además de rutas interpretativas y sesiones destinados a 'Fotógrafos de la Naturaleza', que obtuvieron un balance positivo de imágenes captadas entre especies com el cormorán grande, la gaviota patiamarilla, la gaviota reidora, los caharranes, el gavión Atlántico, la garceta común o el Martín pescador, todas ellas especies presentes en este entorno de la Bahía de Santander, y "que se ven beneficiadas con estas actuaciones gracias al efecto paraguas del Proyecto de Recuperación del Águila Pescadora", valoraron sus responsables en un comunicado.

El programa de Ecoturismo arrancó en marzo pasado, de la mano del Ayuntamiento de Marina de Cudeyo, la empresa Ecoturismo Bahía de Santander y entidades colaboradoras como empresas de la comarca o el propio Gobierno de Cantabria a través de la Red Cántabra de Desarrollo Rural o el programa Naturea Cantabria. El proyecto perseguía poner en valor un modelo de turismo sostenible, aprovechando el enorme potencial que tiene la bahía, la ría de cubas o la marisma del Conde, entre otros espacios por descubrir.

Se organizaron rutas guiadas o en barco, así como concursos y las II Jornadas de Ecoturismo, donde expertos del sector disertaron sobre los modelos ecoturistas, un sector en plena ebullición. Marina de Cudeyo apostó institucionalmente por potenciar este modelo y seguirá apoyándolo con nueva programación.

Aguila Pescadora

El programa llevaba aparejado un proyecto de voluntariado que, en este caso, y bajo la coordinación del naturalista Carlos Sainz, se centró en la recuperación de una especie ya extinguida en la costa cántabrica, el Águla Pescadora. Con la ayuda de voluntarios, en el mes de mayo se colocaban los primeros posaderos y un nido que, ante la sorpresa de los ideólogos de la iniciativa, obtenía unos inmejorables resultados.

En mayo llegaba Txurriko, un macho de la vecina bahía de Urdaibai que ocupaba la zona. Pronto llegaríaVanda, una hembra que se emparejó con el primero. Los dos han permanecido juntos todo el verano, en el nido que los voluntarios hicieron para ellos. La sorpresa fue mayúscula, puesto que se trata de la primera pareja de rapaces que se forma en el Norte de España, todo un logro conseguido para los impulsores del programa.

La novedad es que, tras la marcha de la pareja de enamorados, el pasado siete de octubre, los voluntarios colocaban un segundo nido y varios posaderos en la Marisma del Conde, habiendose avistado ya, desde entonces, a un nuevo y joven ejemplar invernante de águila de origen francés, al que se suma un viejo conocido por los voluntarios del programa.

Se espera que, tras el invierno Txurriko y Vanda vuelvan y puedan formar su propia prole. De momento, infraestructura no les falta ya que los voluntarios han dejado colocados diez posaderos, a parte de sus dos nidos.

 

Fotos

Vídeos