Detenidas las dueñas y el administrador del club Acrópolis por no dar de alta a más de medio centenar de trabajadores

El club Acrópolis está situado en la recta de Heras (Medio Cudeyo). / Google Maps

Después de los disparos de un cliente el pasado sábado, el establecimiento de la recta de Heras vuelve ser noticia por una operación de la Policía Nacional por un presunto delito contra los Derechos de los Trabajadores

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZMedio Cudeyo

El club de alterne Acrópolis, situado en la recta de Heras, vuelve a ser noticia por un asunto turbio pocos días después de que un cliente se liara a tiros por una disputa con otro hombre dentro del local y acabara atrincherado dentro de la casa de su exmujer. Aquel, apodado 'El Rizos', está en prisión preventiva. Y hoy, la Policía Nacional informa de una operación desarrollada durante meses que se ha saldado con la detención de tres de los responsables del club por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores. Los agentes han llegado a identificar a 71 empleados en el Acrópolis, de los que 53 no estaban dados de alta en la Seguridad Social y 12 carecían de permiso de trabajo. En el local, que funciona como sala de fiestas y club de alterne, «muchas mujeres ejercían la prostitución y residían allí mismo», informa la Policía.

Las detenciones no son nuevas. De hecho, dos de los arrestos se produjeron el 28 de agosto y el tercero el 5 de septiembre, pero la Policía ha informado de ello ahora porque la investigación siguió abierta hasta estos días. Tras ser detenidos, fueron puestos en libertad y el club de alterne sigue funcionando con 'normalidad'. Casualmente, las dos causas -la del tiroteo y la del presunto delito contra los derechos de los trabajadores- se siguen en el mismo juzgado, el nº2 de Medio Cudeyo. Allí deberán ir a declarar en noviembre los tres responsables detenidos hace más de un mes.

Otros sucesos del día

Los detenidos el 28 de agosto son dos mujeres: L.C.G.J. de 44 años, y D.G.G. de 40, consideradas las dueñas del negocio. Y el del 5 de septiembre es detenido L.F.M.F., de 53 años, el administrador.

Tres controles en marzo y mayo

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras comenzaron a principios del mes de marzo. Ese mes se llevaron a cabo dos controles en dicho club «con el objetivo de aplicar el Protocolo Marco de protección de víctimas de Trata de Seres Humanos y comprobar la situación administrativa y laboral de sus empleados», informa la Policía. Durante la primera inspección fueron identificados un total de 21 trabajadores en el interior del establecimiento, de los que 17 –una encargada de limpieza y 16 mujeres que ejercían la prostitución- no se encontraban dados de alta en la Seguridad Social y tres de ellas carecían de permiso de trabajo, ya que se encontraban de forma irregular en el territorio nacional.

En la segunda inspección, que se desarrolló en unión de funcionarios de la Agencia Tributaria, fueron identificados 25 trabajadores, de los cuales 17 ejercían la prostitución y no estaban dadas de alta en la Seguridad Social. Estas mujeres estaban en situación irregular en el país y carecían de permiso de trabajo. Ese día (30 de marzo) fueron intervenidos 9.200 euros, tras la actuación inspectora de los funcionarios de la Agencia Tributaria.

El pasado 18 de mayo se llevó a cabo el tercer control del club, en unión de funcionarios de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Cantabria. Resultado: «se detectaron las mismas irregularidades que en las dos inspecciones practicadas con anterioridad», dice la Policía Nacional.

Por estos hechos, los agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras practicaron el 29 de agosto la detención de L.C.G.J. y D.G.G., propietarias y gestoras reales de la empresa, «como presuntas responsables de todas las actividades llevadas a cabo en dicho establecimiento de hostelería, dedicado a club de alterne». Ambas fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Medio Cudeyo, donde han sido citadas a declarar el próximo mes de noviembre.

En la mañana del día 5 de septiembre detuvieron a L.F.M.F., como administrador de dicho local, «al que le encargaban asumir las responsabilidades penales y administrativas, que pudieran surgir, de la explotación del negocio», añade la Policía.

Las investigaciones han sido realizadas por Agentes policiales de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Policía de Cantabria, con la colaboración de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, así como de la Agencia Tributaria de Cantabria.

Fotos

Vídeos