El futuro aparcamiento de Somo es bien recibido por vecinos y hosteleros

El nuevo aparcamiento subterráneo se emplazará bajo la pista deportiva ubicada en el centro del pueblo. :/Roiberto Ruiz
El nuevo aparcamiento subterráneo se emplazará bajo la pista deportiva ubicada en el centro del pueblo. : / Roiberto Ruiz

Inversión. La calle ve con buenos ojos la medida anunciada, pero reclama más regulación y vigilancia en periodo estival

Héctor Ruiz
HÉCTOR RUIZ

Hace una semana que el equipo de Gobierno de Ribamontán al Mar (PRC) reunió a grupos municipales y hosteleros. El motivo era debatir algunas de las propuestas que actualmente se plantean desde el Consistorio para poner solución a los problemas de aparcamiento y circulación que se producen principalmente en Somo, durante el verano; además de abordar los problemas de saturación turística registrados en periodo estival, tal y como propuso en una moción el grupo Iniciativa Vecinal y que se aprobó por unanimidad.

Entre las propuestas que actualmente están encima de la mesa destaca la construcción de un nuevo aparcamiento subterráneo con 250 plazas. El proyecto ha llegado a oídos de vecinos, comerciantes y visitantes de la localidad costera y resulta complicado encontrarse con alguien que no tenga ya una opinión formada al respecto. En general, parece que se ha recibido la iniciativa de manera positiva. La mayoría mantiene que el aparcamiento ayudará a aliviar el tráfico y los problemas que se ocasionan en julio y agosto, los meses que los vecinos señalan como más masificados y, por tanto, con más tráfico. No obstante, muchos de ellos recalcan que la primera medida que se debe aplicar es aumentar el control de la circulación y estacionamiento. De hecho, señalan distintos puntos de la localidad en los que no está permitido aparcar, como pasos de peatones, en los que es habitual encontrarse coches parados sin que ello suponga una sanción al conductor.

Asimismo, algunos ven en las caravanas el principal problema de Somo, puesto que se estacionan durante semanas en el mismo lugar. «El problema con las caravanas es que en el caso de que no abran ventanas, toldos o saquen una mesa se considera un coche más; pero yo creo que debería haber un mayor control en este sentido», señala Javier García, vecino de Somo.

El Ayuntamiento ha avanzado su intención de instalar un punto de estacionamiento disuasorio

El Ayuntamiento es conocedor de las demandas que realizan los vecinos. De hecho, ya comunicó a los asistentes de la reunión que, además del nuevo aparcamiento que está proyectado a medio plazo, se están planteando otras medidas de una aplicación más inmediata en Ribamontán al Mar, no exclusivamente en Somo. Concretamente, se mencionaron cambios en la regulación del tráfico y colocación de jardineras en calles anchas para evitar el estacionamiento irregular. Asimismo, se propondrán espacios alternativos para aparcar. Uno de ellos es un terreno frente al Hotel Bemón de Somo.

Nuevo aparcamiento

El proyecto de estacionamiento subterráneo con 250 plazas se quiere realizar en el centro del pueblo, justo bajo la plaza y la pista deportiva, y algunos de los vecinos piden que se mantenga un espacio similar tras la construcción del aparcamiento. Para decidir el uso que se le dará, se convocará «un concurso de ideas» para ver qué proyecto será el seleccionado, abriendo las posibles opciones a criterio ciudadano. A pesar de ello, el grupo de Iniciativa vecinal dejó clara su «decepción» por la actitud del equipo de gobierno respecto a su petición de crear un grupo de trabajo. «Teníamos la sensación de compartir con ellos la necesidad de abordar este problema de forma global y pausada, dando las máximas oportunidades de participación a los vecinos, pero, lamentablemente, parece que no va a ser así», comentaron.

Por el contrario, el presidente de la Asociación de Empresarios del Sector Turístico de Ribamontán al Mar (Ribatur), Jesús Blanco, felicitó y aplaudió la iniciativa municipal y aseguró que el aparcamiento es un «proyecto integral de futuro muy acertado en el planteamiento». A su juicio, su construcción evitará la entrada y salida de vehículos por el pueblo y «ayudará a ordenar y facilitar tanto el aparcamiento como el tráfico para que la hostelería tenga una mayor posibilidad de negocio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos