Hosteleros e Iniciativa de Ribamontán al Mar discrepan sobre si hay saturación turística

El problema de saturación turística se desinfla y se queda en problemas puntuales. :: ANDRÉS FERNÁNDEZ/
El problema de saturación turística se desinfla y se queda en problemas puntuales. :: ANDRÉS FERNÁNDEZ

Los empresarios niegan que exista masificación en el verano, Iniciativa Vecinal considera que sí se produce y el resto de grupos cree que sólo son «problemas puntuales»

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLORibamontán al Mar

Un total de 35 personas, entre hosteleros, comerciantes, vecinos, Guardia Civil o Cruz Roja y grupos políticos acudieron a la reunión para hablar de «la sostenibilidad del turismo», convocada por el Ayuntamiento a raíz de la moción de Iniciativa Vecinal para analizar la problemática de la «saturación estival». Del encuentro se sacaron conclusiones como la necesidad de solventar el problema de colapso del estacionamiento de la playa de Somo, o el rechazo a la celebración de macrodiscotecas. Los hosteleros dejaron entrever su malestar, al entender que la palabra «saturación» magnificaba una situación de conflictividad inexistente.

La reunión fue «participativa» pero algo «tirante» por momentos, según reconocieron los colectivos participantes. El principal motivo que avivó el debate fue que se hubiese acuñado el término de «saturación» estival o turística y ello hubiese tenido eco en la prensa para definir lo que hosteleros y equipo de Gobierno (PRC) consideran problemas «puntuales» de «veinte días» de verano. En todo caso, todos coincidieron en atajar asuntos como el del colapso que se genera en el aparcamiento de Somo, o el rechazo a la celebración de determinado tipo de macrodiscotecas, y establecieron la necesidad de crear una mesa de trabajo para resolver estas situaciones. Otro de los puntos positivos que defendieron todos fue la «alta participación» vecinal en el encuentro, al que también acudió Cruz Roja y la Guardia Civil. Estos últimos negaron que Ribamontán fuese un municipio conflictivo, además de defender la correcta regulación que se está haciendo entre bañistas y surfistas, en las zonas de baño.

Los hosteleros, a través de Ribatur, resumieron ayer su postura contraria a que se hubiese magnificado una situación puntual. «Para los empresarios estadísticamente no existe saturación, y por supuesto Ribamontán al Mar sigue siendo un destino seguro y tranquilo», definió su presidente, Jesús Blanco, quien admitió que el municipio «podría ser «incómodo del 4 al 20 de agosto en ordenación de aparcamientos de autocaravanas», además de expresar la necesidad de «una mayor información en las zonas de baños».

Desde Iniciativa Vecinal se aclaró ayer, también, que no estaban «en contra» del sector turístico, «como algunas voces interesadas están difundiendo, sino que defendemos su sostenibilidad a largo plazo». Los independientes siguen manteniendo -tras el encuentro- que existe un problema de «saturación estival» que perjudica a vecinos, visitantes y la imagen del municipio, y que esa idea «sobrevoló» durante el encuentro.

El PRC, que apoyó la moción de Iniciativa, explicó que lo que hay son «pequeños problemas» en épocas de mayor afluencia. Al tiempo, el PP, que se abstuvo en la moción de octubre, afirmó que se trataba de situaciones «puntuales» pero que «existen», como falta de civismo o suciedad «que hay que atajar».

Se quedó en convocar una mesa de trabajo y debatirla en el pleno de ayer martes, pero finalmente no se hizo y nadie sacó el tema a relucir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos