Los mariscadores se ponen manos a la obra para repoblar la bahía

Un grupo de mariscadores de la cooperativa La Campanuca, en la bahía. /
Un grupo de mariscadores de la cooperativa La Campanuca, en la bahía.
Marina de Cudeyo

Las cooperativas iniciaron la pasada semana los trabajos de repoblación de almejas en Marina de Cudeyo

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLOPedreña

Con la mirada puesta en repoblar la bahía de almejas en Marina de Cudeyo, medio centenar de mariscadores se pusieron la pasada semana manos a la obra para sembrar su futuro. A pesar del mal tiempo, el equipo coordinado por la cooperativa La Campanuca con base en Pedreña se hizo la foto con el consejero de Desarrollo Rural y Pesca, Jesús Oria, para después salir a la faena y cumplir su compromiso con el Plan de Recuperación Marisquero. Así, a lo largo de esta semana se han 'plantado' más de un millar de semillas de almeja japonesa en tres localizaciones distintas del municipio: La Junquera y La vara en Pedreña, y la playa El Rhin en el entorno de Pedrosa (Pontejos).

El pasado día 6, el primero en llegar a la arena de faena pero sólo a saludar era el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, quien quiso acompañar a los mariscadores de la zona en el inicio de los trabajos. En concreto, acudía a la siembra de un millón de ejemplares de almeja japonesa, en el marco de la ejecución del Plan de Recuperación Marisquero en el estuario de la Bahía santanderina.

Este plan lleva ya acumulado otros dos episodios de siembra de semillas de almeja en la Bahía, como fueron el de noviembre del año 2015 con la implantación de otro millón del mismo tipo de almeja que el efectuado esta semana (almeja japonesa) y las 360.000 unidades de almeja fina que se sembró el pasado año 2016. Igualmente, según informó la propia Consejería, se han realizado varias siembras de almeja en las marismas de Santoña, en febrero de 2016 y junio de 2017, y se prevé la siembra de otra partida de almeja fina en ambos estuarios en cuanto se encuentre semilla disponible, ya que se trata de una especie más delicada y difícil de adquirir.

Los trabajos fueron desarrollados por más de medio centenar de mariscadores de la zona, en las tres ubicaciones distintas de Marina de Cudeyo. El objetivo principal, según destacó a éste periódico José Luis Álvarez, presidente de la cooperativa La Campanuca de Pedreña, «no es vivir de lo que se ha plantado ahora, sino esperar a que haya desoves», explicó. El año pasado, toda la zona estuvo vedada, a petición de los propios mariscadores para dejar crecer y desovar a la almeja de anteriores siembras. Según explicó el mariscador, del millón de unidades que se han destinado a Marina de Cudeyo, 600.000 se han sembrado en la zona de La Junquera, otras 200.000 en la zona conocida como La Vara, también en Pedreña y otras 200.000 en la playa del Rhin, junto a Isla Pedrosa en Pontejos. «Se llaman semillas porque son pequeñas como lentejas», compara.

Tras la tarea de la siembra, consistente en enterrar la semilla y protegerla con unas mallas de los posibles depredadores, según explica Álvarez, hay que hacer un seguimiento de las parcelas para que «tenga más efectividad la puesta», resume. En este sentido, el campo sembrado tendrá que ser mimado porque se tarda unos dos años para que las almejas cuenten con un tamaño comercial de unos 40 milímetros. «Aunque lo importante no es esto, sino facilitar el desove, una sola almeja puede producir otro millón», según incide el experto hombre de mar.

El Plan de Recuperación del Marisqueo en la Bahía ha sembrado un millón de almejas en la bahía de Santander la pasada semana

Veda y vigilancia

Según explica la Consejería, durante los últimos años, se ha realizado un seguimiento y estudio de la viabilidad de las siembras realizadas con anterioridad, comprobando el significativo progreso de los ejemplares. Asimismo, el conjunto de los parques sembrados esta semana permanecerán vedados para la pesca y protegidos hasta que los resultados de los estudios indiquen su óptimo crecimiento y recuperación. Para ello, los técnicos de la Consejería junto con investigadores del Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria (IH Cantabria), expertos en este asunto, están realizando muestreos en todos los estuarios de Cantabria para evaluar los stocks de almeja presentes, así como el seguimiento de los parques guardería que se han sembrado y su impacto sobre la población de almejas de las playas de pesca.

El consejero de Medio Rural destacó la buena marcha del plan de recuperación

Según destacó el Ejecutivo, la Consejería de Pesca sigue avanzando en las medidas previstas para la recuperación del sector marisquero de la región. En este sentido, tanto el consejero Jesús Oria como la directora general Marta López coincidieron en señalar, el lunes, la «buena marcha» de la recuperación de este molusco en Cantabria con la aplicación del referido Plan, después de los largos meses vividos, con las restricciones en la explotación del recurso, necesarias por otra parte para la recuperación de los bancos de almeja de la zona, dada la precaria situación que han atravesado las poblaciones de este bivalvo.

Fotos

Vídeos