Nueve detenidos por la riña tumultuaria en un bar de Hoznayo

Los tres cuchillos intervenidos por la Guardia Civil a los participantes en la riña, Uno lo cogieron en la cocina del bar y los otros dos los llevaron dos de hombres que se unieron a la pelea./OPC
Los tres cuchillos intervenidos por la Guardia Civil a los participantes en la riña, Uno lo cogieron en la cocina del bar y los otros dos los llevaron dos de hombres que se unieron a la pelea. / OPC

Son ocho hombres y una mujer de entre 24 y 41 años, que formaban parte de los dos bandos que se enfrentaron en el establecimiento en la madrugada del pasado 26 de noviembre

Mariña Álvarez
MARIÑA ÁLVAREZSantander

La Guardia Civil ha detenido a ocho hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 24 y 41 años, por su participación en una pelea tumultuaria, con lesiones y grave alteración del orden público, ocurrida en la madrugada del pasado 26 de noviembre dentro de un bar de Hoznayo. De entre los detenidos, seis son de nacionalidad española, dos de Brasil y uno de Italia, y residen en Entrambasaguas, Camargo y Ramales de la Victoria. Varios de ellos ya habían sido detenidos en anteriores ocasiones y uno acababa de salir de la cárcel.

Tal y como ha contado este periódico, los hechos ocurrieron sobre las 6.45 horas de aquel domingo, cuando tres hombres que tomaban algo en un bar que abre las 24 horas fueron abordados por una joven, seguida por su novio y otras personas, que entraron a por ellos por algún tipo de disputa previa. Uno de los que estaba dentro del local, es un hombre de unos 40 años que recientemente había salido de prisión y ahora cumplía el resto de su condena en el Centro de Inserción Social de Santander. Había, por tanto, dos bandos enfrentados: el que estaba dentro del local (los tres de más edad) y los que entraron en ese momento (eran cuatro, más jóvenes), a los que luego se unieron otros dos a los que pidieron ayuda y llegaron en un coche.

El día de los hechos

La investigación desarrollada por la Guardia Civil ha concluido que la pelea que se desencadenó en este establecimiento pudo tener su origen en un intento de robo por parte del bando más joven a los hombres del grupo que estaba dentro del local. Tras el desencuentro motivado por este hecho, se desencadenó la trifulca, en la que los contendientes «utilizaron todo tipo de objetos propios del mobiliario del establecimiento, botellas y vasos para agredirse», según la Guardia Civil. Algunos tuvieron que refugiarse dentro de la cocina del bar ante los golpes que les estaban propinando y, en ese momento, uno aprovechó para coger un cuchillo con el que enfrentarse a los atacantes.

Mientras todo esto ocurría, unos y otros iban llamando por el teléfono móvil para pedir 'refuerzos'. Y al rato apareció un coche con varias personas, que habían sido requeridas por el bando de los jóvenes. Así que se unieron a la riña, estos sí provistos de armas blancas, y usando también botellas y vasos rotos, según la Guardia Civil.

Como resultado de la pelea, casi todos acabaron heridos, con contusiones y cortes de diversa consideración. Dos de ellos tuvieron que ser evacuados en ambulancia al hospital Valdecilla con lesiones más importantes en la cara, aunque no fue necesario su ingreso.

En el lugar de los hechos, los agentes intervinieron tres cuchillos utilizados en la pelea: el que cogieron en la cocina y otros dos que portaban los que llegaron después en el coche.

Las nueve detenciones llevaron a cabo a lo largo de la semana pasada. Además de las correspondientes diligencias, la Guardia Civil comunica que presentará un informe-denuncia enmarcado en la Ley 4/2015 de Protección de Seguridad Ciudadana, para que, además de la participación en riña tumultuaria con lesiones, se les agregue una «alteración grave del orden público».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos