Penagos y Villaescusa exigen soluciones ante los atascos en el acceso a Cabárceno

Imagen de una de las colas que se forman para entrar al Parque de la Naturaleza de Cabárceno
Imagen de una de las colas que se forman para entrar al Parque de la Naturaleza de Cabárceno / Antonio 'Sane'
Penagos y Villaescusa

Los ayuntamientos aseguran que el nuevo sistema de emisión de entradas contribuye al colapso, una opinión que Cantur rechaza

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

Los ayuntamientos de Penagos y Villaescusa aseguran que han sufrido «más que nunca» este agosto las consecuencias de vivir al lado de la atracción turística estrella de Cantabria, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. El pasado miércoles, día 23, entraron al parque casi 8.500 personas y eso provocó «horas de colas» en las dos entradas por Cabárceno y Obregón. Los alcaldes de ambos municipios, José Carlos Lavín (Penagos) y Constantino Alvarez (Villaescusa), atribuyen este fenómeno al aumento de la afluencia masiva de turistas en verano, pero también al nuevo sistema informático de emisión de entradas.

Cantur asegura que se está «magnificando» el problema, y niega que el nuevo sistema informático contribuya al colapso de tráfico.

El alcalde de Penagos, José Carlos Lavín asegura que «no se trata de ninguna alarma o magnificar nada, sino de que Cantur tome medidas», porque, según afirma, este verano las colas son «más frecuentes» por la mayor afluencia de visitantes al complejo. «Estábamos acostumbrados a problemas así en Semana Santa y fechas puntuales pero este verano ha aumentado», explica. En su opinión, en cualquier parque temático se espera la cola cuando hay mucha gente como máximo «15 minutos», pero aquí es «más de una hora», resume.

A su juicio, esta circunstancia afecta a los vecinos y a la vida comercial del muenicipio ante la imposibilidad de acceder a suministros. Según Lavín los propios técnicos de Cabárceno le han reconocido que el problema existe y asegura que hay gente que no llega a entrar al parque y «se vuelve o se va a otro sitio», por no esperar», por lo que insiste en que hay que tomar medidas.

Del mismo modo, el alcalde de Villaescusa, Constantino Fernández, coincide en que «hay que regularizar» el tráfico de alguna manera. También explica que este verano hay más afluencia de visitantes y añade que ha trascendido que existe un problema con el nuevo formato informático para expedir las entradas que ralentiza el paso a los vehículos y provocando frecuentes colas.

Además, en el caso de Villaescusa, la semana pasada el problema se agravó tras redirigir el tráfico por un vial estrecho que acabó colapsándose, sin dejar salida a los vecinos. Según apuntó el alcalde la imagen que se da «es penosa» y «hay que regularlo de alguna manera», incidió. A la par, recordó que él mismo había propuesto a la Consejería de Obras Públicas desdoblar la carretera en la recta de Navalín, en dirección a Sarón.

Por su parte, el director general de Cantur, Javier Carrión, negaba que el problema de colapso fuese más frecuente este verano que en años anteriores como denuncian los regidores así como el hecho de que pudiera estar contribuyendo a ello el cambio de sistema informático en las taquillas, ralentizando la entrada de vehículos. «Se están magnificando ciertas cosas y desconozco porque»,señaló a preguntas de este diario.

«Absolutamente normal»

Para Javier Carrión, el acceso al Parque de Cabárceno «está siendo absolutamente normal» y las colas «se producen en días muy determinados» como Semana Santa y algún puente, o lo que pasó el pasado miércoles cuando accedieron al parque «8.480» personas. «Por exceso de afluencia siempre ha ocurrido durante toda la vida del parque, pero de ahí ha haber problemas continuos para nada», negó.

A la par, explicó que se ha cambiado el método de acceso al parque por dos motivos. El primero «porque estaba obsoleto» y, el segundo, porque «la entrada en funcionamiento de la telecabina así se lo exigía». No obstante, desvinculó el cambio del sistema informático de expedición de entradas con los retrasos y la acumulación de vehículos, como aseguran ambos alcaldes que ya está pasando. Sólo reconoció algunos desajustes normales mientras se ha puesto en marcha el nuevo sistema «pero nada más, no hay ningún problema grave», insistió.

El pasado mes de julio, el número de personas que visitó el Parque de la Naturaleza de Cabárceno fue similar al del mismo mes del año anterior. Sólo el teleférico de Fuente Dé, empujado por la incidencia del Año Jubilar Lebaniego, mejoró las cifras del ejercicio pasado: 48.456 frente a 45.134.

En 2016, el Parque de la Naturaleza de Cabárceno sumó un registro de 96.344 personas en el mes de julio, un 17,8% más que en el mismo periodo del año anterior. Cabárceno es el buque insignia de Cantur, la instalación que concita mayor expectación y su éxito se dispara en la temporada estival. En agosto del año pasado, el día 11, batió su récord de entradas en una jornada cuando 8.560 personas accedieron al recinto del parque y eso que la apertura del teleférico se retrasó hasta septiembre.

Fotos

Vídeos