Riaño vuelve a contagiar su espíritu navideño

Este año, fue el propio rey Melchor quien llegó montado en un globo aerostático para recoger las cartas de los más pequeños

Elena Tresgallo
ELENA TRESGALLO

Los vecinos de Riaño en el municipio de Solórzano han vuelto a sorprender a todos con un espectacular y económico montaje navideño. Este año, fue el propio rey Melchor quien llegó montado en un globo aerostático para recoger las cartas de los más pequeños. Lo hizo atraído por la inauguración del enorme árbol de Navidad realizado con tanques ganaderos reciclados y paraguas blancos. Una original puesta en escena que, una vez encendidas las luces, iluminó la Navidad de Riaño hasta que lleguen los Reyes Magos, la madrugada del cinco de enero.

Los vecinos de Riaño volvieron a demostrar, un año más, que adornar la Navidad no es sólo cuestión de medios, sino de imaginación y espíritu festivo. Si el pasado año ya nos sorprendieron con un gigante árbol cúbico de luz –realizado mediante el reciclado de tanques de agua ganadero con bombillas de colores en su interior– el pasado sábado, 23 de diciembre, inauguraban otro increíble espectáculo elaborado también con tanques de plástico pero decorado con decenas de paraguas abiertos que, al aplicar los efectos de luz, se asemejaban a enormes bolas de adorno.

Lo inauguraron con una gran fiesta cerca de las escuelas, en la que no faltó además la presencia de un Rey Mago (Melchor) que llegó hasta Riaño montado en un globo areostático para felicitar a los vecinos las fiestas y recoger las cartas de los niños rezagados en sus peticiones. Tras ello, disfrutaron todos de un chocolate.

La iniciativa de Riaño surgió el año pasado gracias a la idea de un grupo de amigos, que pensaron en hacer algo destinado a hacer crecer la ilusión de los niños de éste pequeño pueblo de Solórzano, con apenas 200 habitantes. Su proyecto contagió a otros y poco a poco, entre todos, consiguieron realizar el gran árbol de Navidad que éste año han mejorado, incluyendo la ampliación de la programación con la visita sorpresa de Melchor en globo. Una idea colectiva e ingeniosa que ha logrado unir a todo el pueblo en la celebración de una fiesta que ha cumplido con éxito su segunda edición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos