Cuando suenan tambores en La Cavada

Los pequeños aprenden a tocar los palillos al son que indica el profesor.
Los pequeños aprenden a tocar los palillos al son que indica el profesor. / Antonio 'Sane'

Los Amigos del Museo de Artilleria de La Cavada inician los ensayos de la tamborrada infantil. Comienza la cuenta atrás para recibir al Brigadier

DM

Desde el arco de Carlos III de La Cavada se escucha el retumbar de los tambores acompasados todos los miércoles de mes, a mediodía. Son los niños que ensayan la tamborrada infantil que forma parte del cortejo para recibir al Brigadier Fernando Casado de Torre, el próximo 26 de agosto, con motivo de la conocida como fiesta del cañonazo. Un evento de recreación histórica que emula la toma de posesión del mando militar como director de la Real Fábrica de Artillería de La Cavada a finales del XVIII. Los preparativos y la cuenta atrás para disparar el cañón de 48 libras han comenzado. Una majestuosa detonación a la que le precede un sonoro y vistoso desfile de época que merece la pena acercarse a conocer.

La fiesta de la Toma de Posesión del Brigadier Fernando Casado de Torres nació como tal en el año 2010, cuando se acompañó al cañonazo y al desfile militar de época de las peñas de la Tamborrada de San Sebastián. Un atractivo que no solo aportó color al evento, sino que se utilizó como excusa para situar en el mapa este pequeño municipio trasmerano que, durante más de dos siglos, albergó la primera siderurgia e industria armamentística del país y produjo entre 1622 y 1835 más de 20.000 piezas de artillería y munición de hierro, al objeto de defender el imperio en ultramar.

A lo largo del tiempo, la fiesta ha ido evolucionando, y fue en el año 2014 cuando surgió la idea de impulsar el evento con la creación de la tamborrada infantil que, hoy en día, reúne alrededor de una treintena de pequeños. «Se nos ocurrió impulsar el evento con una tamborrada de niños y comenzamos ese año con 11, pero se nos quedaba pequeño», explica el presidente de la Asociación de Amigos del Museo de Artillería de La Cavada, Ángel Cuadrado.

Una banda de gaitas y Mégrada Tradicional acompañarán a los tambores el día 26

Al siguiente año, la casualidad haría que la Hermandad y Cofradía de la Santísima Vera Cruz de Santa María de Cudeyo solicitase prestados tambores a la asociación y los de Riotuerto accedieron, pero con una condición: que los de Medio Cudeyo les ayudasen a potenciar la tamborrada infantil. Dicho y hecho, en la actualidad, más de una treintena de niños de Riotuerto y Medio Cudeyo participan en este evento, que aporta mayor dinamismo al desfile que precede la toma de posesión y el cañonazo. Cada martes, el director de la banda de la Cofradía de Medio Cudeyo, Santi Álamo, junto al folclorista local Luis Canales, dirigen el «oído y el rítmo» de los pequeños tambores.

El retumbar se escucha desde el centro del pueblo junto al Arco de La Cavada hasta el Museo, mientras que batuta en mano a marcha militar los niños manejan los palillos cada vez con mayor destreza. «Ensayamos una vez a la semana hora y media, porque sino los niños se cansan», explica Luiso Canales, que fue quien inicialmente dirigió la tamborrada.

La fiesta inauguró en 2016 el título de Interés Regional, tras una rápida evolución desde 2010

Los chicos, desde los cuatro años en adelante, acuden fieles a la cita, conocedores de que el día 26 de agosto, a partir de las 18.00 horas, será día de estreno. «Ahora cada uno va a su rítmo, pero es curioso ver como ese día se ponen serios y lo hacen de maravilla», añade orgulloso de ellos Luiso.

En la actualidad son una treintena de niños, pero desde el colectivo se anima a que las familias de Riotuerto se sumen a la fiesta para desfilar ese día. De hecho, los pequeños que se han apuntado casi siempre repiten. «Cuando empezamos con once niños, los llevamos un día a ver como lo hacían los de la tamborrada infantil de San Sebastián, porque allí hay mucha tradición y estuvieron felices, aquello es otro mundo», afirma Ángel Cuadrado, quien agradece en nombre del colectivo el trabajo de Álamo, Canales y Vicente Castañeda, otro de los incondicionales colaboradores a la fiesta.

El día del desfile, los niños se colocan tras el Brigadier y el grupo de peñas de la Tamborrada de San Sebastián. Son los adultos de la comunidad vecina los que les marcan el paso y el rítmo y ellos lo siguen. Interpretarán tres piezas de ritmos militares desde el Arco de Carlos III hasta el Museo de Artillería. «Merece la pena acudir a verlos, es emocionante», explican los padres que, desde los inicios, participan con entusiasmo de una fiesta que viven con orgullo, y a que animan a conocer.

De interés regional

Aunque la fiesta comenzó en el año 2010, lo cierto es que ha sufrido una rápida evolución que le ha llevado a proclamarse de Interés Turístico Regional en 2016. Ello ha obligado a la asociación organizadora a ponerse el listón más alto cada edición.

El programa se acompaña ahora un ciclo de conferencias de cinco días, con expertos ponentes sobre la historia artillera y naval. Además, también se cuenta con la colaboración de la Asociación de Mujeres de Brenas que elaboran los trajes de época para los desfiles y que, en esta ocasión, han entregado dos enormes estandartes de época.

Otra de las novedades de este año es que el desfile también estará acompañado de Mégrada Tradicional y una banda de gaitas, además de inaugurar, en esta edición, la figura del 'Embajador del Museo' que estrena la deportista olímpica de baloncesto Laura Nicholls.

Fotos

Vídeos