La Fiscalía abre diligencias para investigar el caso del pedáneo de La Penilla

La Fiscalía abre diligencias para investigar el caso del pedáneo de La Penilla

Joaquín Méndez González presentó su dimisión el pasado diciembre tras reconocer haberse gastado más de 60.000 euros de la Junta Vecinal

ELENA TRESGALLO SANTANDER.

La Fiscalía cántabra ya ha abierto diligencias previas para investigar el caso del alcalde pedáneo de La Penilla, Joaquín Méndez González (PRC), quien dimitió el pasado diciembre tras admitir públicamente que se había gastado más de 60.000 euros de la Junta Vecinal. Fue él mismo quien denunció, arrepentido, su caso en el transcurso de una junta extraordinaria para presentar su renuncia voluntaria. Durante la sesión, solicitó a la técnico accidental de éste órgano que pusiese la documentación contable a disposición de la Fiscalía.

Al respecto, el Ministerio fiscal confirmaba ayer la apertura de las diligencias previas sobre este caso, toda vez que ya le ha sido remitida la documentación del mismo la pasada semana.

El agujero económico que reconoció haber generado Méndez en las arcas de la Junta Vecinal asciende a 67.880 euros que prometió «devolver» a los vecinos según declaró en la reunión donde se aceptó su renuncia, donde también alegó haber tenido problemas que le habían llevado a ello. No obstante, el expedáneo aclaró que la cantidad de la que dispuso «sin justificar» y sin ningún tipo de fiscalización se acercaba más a los 60.000 euros.

El sustituto

Por otro lado, los regionalistas ya han solventado el problema de sucesión del alcalde pedáneo tras la renuncia del segundo de la lista electoral y vocal, Oliver Traspalacios, por motivos laborales. En este sentido, el PRC confirmaba ayer que el otro vocal regionalista en la Junta de La Penilla, Juan Caballero, ha aceptado la encomienda y será investido alcalde pedáneo en una reunión de la Junta que se ha fijado ya para el próximo viernes, 2 de febrero. Con el nombramiento de Caballero se evita tener que convocar elecciones locales en La Penilla o, en el caso más extremo, proceder a la disolución de la Junta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos