Primer paso para ser Reserva de la Biosfera

La relación del hombre con el paisaje en las Villas Pasiegas es uno de los puntos fuertes para obtener el distintivo/Andrés Fernández
La relación del hombre con el paisaje en las Villas Pasiegas es uno de los puntos fuertes para obtener el distintivo / Andrés Fernández

Representantes del tejido social, empresarial e institucional de este territorio participaron este sábado en el seminario para informar sobre lo que implica poseer la marca Valles Pasiegos

ELENA TRESGALLOSelaya

El Centro de la Tercera Edad Virgen de Valvanuz de Selaya acogió este sábado el seminario sobre el impacto del distintivo de Reserva de la Biosfera que otorga la Unesco en zonas de montaña como la pasiega. Un encuentro «para informar y resolver dudas» a la población sobre lo que implica acceder a este sello de excelencia territorial, y que contó con la presencia de más de un centenar de personas relacionadas con el tejido social, cultural, empresarial e institucional de la comarca. La jornada concluyó con el respaldo a una declaración conjunta para optar a la candidatura.

Hasta Selaya se trasladó este sábado también la vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, junto al consejero de Medio Rural, Jesús Oria, para testimoniar, de esa manera, el respaldo del Ejecutivo a la futura candidatura de Valles Pasiegos a ser declarada Reserva de la Biosfera. Además de los dos mandatarios, las jornadas contaron con la participación de los anfitriones del Grupo de Acción Local, y las ponencias técnicas corrieron a cargo de representantes nacionales e internacionales en la gestión de territorios que ya cuentan con esta especie de denominación de origen. Es el caso del Alto Bernesga en León; los valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama en La Rioja, y Torla de Ordesa en Huesca. Todos ellos, concluyeron que el hecho de obtener la marca no plantea «inconveniente o restricción ambiental» que no supongan ya otro tipo de normativas a nivel regional, nacional o europea. «No se os va a imponer nada, no hay inconvenientes, la administración os va a ayudar», explicaba ayer María José González, ganadera de la Reserva de La Rioja que apostó por la figura. «Los que pertenecemos a esta marca llevamos ya una medalla colgada y eso es un plus de calidad», dijo.

«Valles Pasiegos tiene la posibilidad de contar con más de una figura natural, cultural o paisajística» José Manuel Lombera. Ordenación del Territorio

En el caso de Arsenio Rodríguez, presidente de la Asociación de Ganaderos de la Montaña de León (Reserva de Alto Bernesga), la experiencia ha sido también positiva. «Yo era reacio, no lo veía, pero estar en la Reserva ha conseguido fijar población», resumió, sacando a debate otro de los problemas del mundo rural como es la despoblación.

«La figura no tiene capacidad para prohibir cosas», añadió el leonés, en respuesta a las dudas planteadas en las ponencias por el sector ganadero y los alcaldes de las Villas Pasiegas sobre las restricciones que supondría acceder a ésta distinción. «¿Entonces es algo publicitario que no aporta más que una marca, comprar un sello?», cuestionó el alcalde de la Vega de Pas, Juan Carlos García Diego, también ganadero y propietario de un establecimiento rural. «No estamos aquí para convenceros, la figura de la Reserva lo único que consigue es remarcar un territorio y darle nombre», respondió Gutiérrez para aclarar el debate.

«La Unesco abre muchas puertas, y te aportaun valor añadidoal territorio» Beni Rodríguez. Reserva Alto Bernesga (León)

El ganadero leonés forma parte de la Reserva que gestiona como gerente Beni Rodríguez, un modelo regido por una Fundación con apoyo de los Ayuntamientos de la Comunidad Autónoma. Según este responsable acceder a esta distinción de la Unesco, al menos en el caso del Alto Bernesga, «abre muchas puertas y te aporta un valor añadido», declaró a este periódico. En su caso, ellos obtuvieron la distinción en 2005, cuando no se exigía un proceso participativo del tejido social como se protagonizó ayer en Valles Pasiegos. «La Reserva nos está sirviendo de marca, pero también para crear conciencia del territorio entre la población y poner en valor los productos primarios y cárnicos que salen de nuestros municipios con ese sello», subrayó.

«Hay que valorarlo, hay gente con dudas y por eso se ha hecho esta jornadapara resolverlas» Ángel Sainz. Presidente GAL Valles Pasiegos

En el caso de esta comarca, la Reserva también fue un efectivo escaparate ante «Europa y Madrid», cuando surgieron conflictos que atentaban contra la integridad de ese territorio como recordó Arsenio. «En el Norte de León planearon un túnel para la alta velocidad creando un problema brutal y dejando a siete poblaciones sin acuíferos. Tuvimos que llegar a Bruselas y ser Reserva fue un punto clave para platear allí esta problemática», resumió.

Según otro de los ponentes, Álvaro de Torres -jefe del servicio de Relaciones Internacionales, dependiente del Organismo Autónomo de Parques Nacionales- «lo más importante de una declaración de este tipo es la implicación social. Casi cualquier territorio con unos ciertos valores puede ser Reserva y Valles Pasiegos es un buen ejemplo, porque se trata de un paisaje muy humanizado, pero el punto clave es el compromiso que adquieran la administración y los habitantes», dijo.

«Los que pertenecemos a esta marca llevamos ya una medalla colgada y eso es un plus de calidad» María José González. Ganadera de Laguna (La Rioja)

Otro técnico, en este caso del Gobierno de Cantabria, el director de Ordenación del Territorio, Juanjo Lombera, reiteró el apoyo del Ejecutivo a este proyecto en un compromiso que ya se adquirió, según dijo, con el Plan Regional de Ordenación Territorial (PROT), que ya recoge en su articulado la idoneidad de que Valles Pasiegos obtenga cualquier figura de protección cultural, patrimonial o paisajística. «Valles Pasiegos tiene la posibilidad de contar con más de una figura natural, cultural y paisajística y hasta ahora no la tiene», resumió, avalando la candidatura.

La jornada concluyó con una declaración a favor de iniciarse en este viaje a fin de lograr la distinción, para lo que se obtuvo un amplio consenso de los presentes, refrendado por los aplausos hacia el manifiesto de apoyo. Entre ellos, el del valle del Miera que -hace algún tiempo- ya intentó hacerse con el distintivo de la marca de la Unesco. Si Valles Pasiegos lo consigue sería la primera Reserva cántabra de la Biosfera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos