Solidaridad y arte se alían en el Festival Intercultural

fotogalería

Puesta en escena de una de las escuelas en el escenario del Festival Multicultural. / DM

  • Diez escuelas de danza exhiben lo mejor de su repertorio, resultado de un año de trabajo de unos alumnos que enriquecen este evento

Que el Festival Intercultural forma parte del día a día de Santander durante el verano es una realidad que año tras año se hace más tangible. La presencia de ese evento en el aparcamiento de El Sardinero se ha convertido en una suerte de 'proyecto' permanente que aúna solidaridad, multiculturalidad, comercialización, gastronomía y ocio sin fronteras.

Como en anteriores ediciones, el Festival muestra este año, si cabe con más fuerza, la simbiosis permanente que existe con artistas cántabros y muy en particular con un gran número de escuelas de danza que hay en la comunidad autónoma. Porque en la actual edición de la tradicional feria no hay jornada en la que el escenario no esté tomado por el baile para asistir y disfrutar de una coreografía montada por una escuela de danza de la región.

El propio Festival ha destacado el trabajo de un total de diez escuelas de danza, que participan en la 'muestra' con el propósito de colaborar en un evento cargado de ocio y solidaridad y que, además, les permite mostrar y exhibir su quehacer constante en las academias y la creatividad de sus alumnos. En palabras de Marta Escalante, directora de una de las compañías que lleva más años colaborando con el Festival, «mostrar el trabajo que se realiza durante todo el año es un gran escaparate». Según su reflexión, todos los alumnos están «encantados» de subir a ese escenario en El Sardinero, les motiva, y además, «buscamos la forma de que beban de otras culturas y aprendan de ellas». Una filosofía que también comparte Gloria Rueda, cuya escuela de danza repite por quinto año en la el Festival.

Lúdico y solidario

Los espectáculos puestos en escena por las escuelas de danza cántabras dan una 'vida diferente' al montaje 'lúdico-solidario' de la campa. Además, el hecho de que diez entidades se hayan convertido en colaboradoras del evento permite una amplia variedad de contenidos en las actuaciones, lo que posibilita disfrutar de todo tipo de espectáculos temáticos. Destaca también el hecho de que la presencia de las escuelas de danza contribuya a generar un clima infantil y juvenil en la Festival Intercultural.

El director del Festival, Sergio Frenkel, destacó ayer el «gran talento artístico» demostrado por los alumnos de las diez escuelas de danza que llenan de actividad el macroescenario instalado en el recinto feria y agradeció su compromiso.