Instalados cuatro tramos de la escalera mecánica que unirá el campus universitario con General Dávila

Momento en el que la grúa coloca uno de los tramos de escalera.
Momento en el que la grúa coloca uno de los tramos de escalera. / DM .
  • El Ayuntamiento espera que esta obra esté terminada "a finales de año", asegura el concejal de Medio Ambiente

Los cuatro primeros tramos de escaleras mecánicas del proyecto que conectará el campus universitario con la calle General Dávila de Santander han quedado instalados este martes y el Ayuntamiento espera que la obra esté totalmente terminada "a finales de año".

Para la colocación de estos tramos ha sido precisa la ayuda de una grúa autopropulsada de gran tonelaje, imprescindible para mover estas grandes piezas de entre 5,9 y 7,3 toneladas de peso.

Los ya instalados se sitúan en la parte más baja del recorrido, en el parque de la Teja, y miden entre 9,25 y 11,97 metros, según ha informado, en un comunicado, el concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, quien ha explicado que estos trabajos se han desarrollado desde primera hora de la mañana hasta el mediodía, sin necesidad de realizar cortes de tráfico.

Han comenzado por las dos primeras escaleras, que han sido descargadas y colocadas en sus respectivos fosos con la ayuda de la grúa, situada en la parte baja del parque, tras lo cual se ha reubicado la grúa para colocar los otros dos tramos.

Está previsto que este miércoles, 21 de septiembre, continúen las labores con la instalación de la primera de las rampas, la más cercana a la calle Honduras, de 39,73 metros de longitud y 18,3 toneladas de peso.

Por sus dimensiones, la rampa se monta en cuatro piezas que deberán ser ensambladas de abajo a arriba, según ha señalado Quirós, quien ha agregado que las tres primeras piezas se emplazarán desde una única posición de la grúa, desde la parte inferior, mientras que la cuarta pieza se colocará desde la parte alta, trasladando la grúa a la confluencia con la calle Fernando de los Ríos.

Los trabajos comenzarán a las 8.00 horas y se prevé que tampoco sea preciso realizar cortes totales de tráfico, aunque sí algunos parciales en uno de los carriles de la Bajada de La Teja, como los que se han venido realizando en otras fases de la obra.

Dos rampas

Las otras dos rampas del proyecto, correspondientes al tramo final que desemboca en General Dávila, llegarán, según el Consistorio, "en la segunda quincena de octubre" ya que --ha explicado el Ayuntamiento-- los trabajos en esta zona están "condicionados" por las actuaciones que se van a acometer en la red de abastecimiento para desviar la tubería de agua que abastece al depósito del Avellano.

En las "próximas semanas" se irán acometiendo también los trabajos de pavimentación en el parque y la bajada de La Teja --entre General Dávila y Fernando de los Ríos-- así como la formación final de la glorieta en la intersección con la calle Honduras, la instalación y disposición de mobiliario urbano y cámaras, y las labores de jardinería.

El concejal ha asegurado que la obra, con un presupuesto de más de 1,5 millones, avanza "a buen ritmo y se espera que esté concluida a finales de año".

Esta conexión es la primera intervención de este tipo en la ladera norte de General Dávila y su recorrido enlazará con el que existe ya, a esta misma altura, pero en la zona Sur, entre la calle Santa Teresa de Jesús y la Finca Jado, que se va a prolongar con nuevos elementos mecánicos hasta llegar al entorno del paseo de Pereda.

Las escaleras mecánicas comenzarán frente a la Facultad de Ciencias y cruzarán el parque de la Teja, conectando entre sí cada una de las terrazas de este espacio, hasta desembocar en la calle Honduras.

Las rampas, por su parte, arrancan en la Bajada de la Teja, y se reparten en tres tramos de entre 36 y 39 metros de longitud cada uno, que terminan en un pequeño camino por el que se recorren los últimos metros para llegar a General Dávila.

El proyecto incluye la ejecución de una rotonda, que había sido solicitada por los vecinos, en el cruce de la calle Honduras y la Bajada de la Teja, que tendrá 24 metros de diámetro y se completará con pasos de peatones sobreelevados a ambos lados, para reducir la velocidad de los vehículos que circulan por la zona y mejorar la seguridad en los giros a la izquierda.

Asimismo, se habilitará un nuevo paso de peatones en General Dávila, regulado por semáforos, y se reubicará el que existe actualmente junto al parque de la Teja, en la avenida de Los Castros, para trasladarlo al punto de inicio de las escaleras mecánicas.

También se crearán nuevas zonas verdes con árboles y arbustos en los parterres dispuestos en los márgenes de la nueva glorieta y se formarán cuatro jardines a ambos lados de las escaleras mecánicas, en el parque de la Teja, con especies de distinto color para cada tramo.

Desviar la tubería de agua

Para la colocación de las dos últimas rampas es necesario desviar la tubería de agua que sale del depósito del Avellano y desciende por la Bajada de la Teja y recolocar también una cámara de válvulas que deriva esta tubería hacia otra conducción que se interna en la colonia Virgen del Camino, unos trabajos que se han coordinado con Aqualia.

Asimismo, se sustituirá la conducción actual de fibrocemento de 150 milímetros existente entre las calles Fernando de los Ríos y Honduras por otra de fundición dúctil, se renovará la red de riego en la zona de la tercera rampa y se colocará un nuevo hidrante.

Los trabajos se completan con el cambio de la red de saneamiento y drenaje en el tramo paralelo a la primera rampa, y se adaptan o colocan nuevos sumideros para responder a la nueva configuración de los viales y la nueva glorieta.

Las obras fueron adjudicadas a la UTE formada por las empresas Dragados y Cuevas, por un presupuesto de 1.542.266 euros y un plazo de ejecución de 10 meses.