La estación de bombeo del Sardinero entró en funcionamiento en 1986
La estación de bombeo del Sardinero entró en funcionamiento en 1986 / Celedonio Martínez

Aqualia destina 310.000 euros a las obras de la estación de bombeo del Sardinero

  • Las mejoras en la instalación incluyen un sistema de telecontrol para conocer en tiempo real cualquier incidencia que se produzca

Aqualia ha iniciado las obras de mejora y acondicionamiento de la estación de bombeo de aguas residuales de El Sardinero, situada junto a los Campos de Sport, que se prolongarán por espacio de tres meses, con un presupuesto de 310.000 euros.

El concejal de Medio Ambiente, Ignacio Quirós, ha asistido al inicio de la obras que, según ha explicado, son una actuación más de las que Aqualia tiene que realizar con cargo al canon anual de la concesión del servicio de aguas.

Quirós ha apuntado que este año se van a invertir más de 1,5 millones en euros en renovación de la red de abastecimiento y saneamiento. Y ha opinado que la actuación que comienza ahora en esta EBAR, aunque "no es muy visible", es de "gran importancia" porque se mejorará todo el sistema de saneamiento de la zona de El Sardinero.

El director de Aqualia en Santander, Leofredo Pellón, ha explicado en declaraciones a los periodistas que la EBAR, que está situada bajo el suelo con dos "chimeneas" exteriores, entró en funcionamiento en 1986 por lo que ahora precisa una "mejora integral".

Trabajos previstos

Aqualia destina 310.000 euros a las obras de la estación de bombeo de la zona del Sardinero

/ Celedonio Martínez

Pellón ha señalado que este tipo de instalaciones "los muros de hormigón suelen sufrir mucho", por lo que se va a aplicar un tratamiento con resinas de todos los paramentos horizontales y verticales de la estación.

También se van a renovar las conducciones interiores del bombeo con acero galvanizados y otros materiales inoxidables, así como las válvulas, los caudalímetros y la compuerta de entrada.

El responsable de Aqualia ha añadido que, además de mejorar toda la instalación eléctrica, con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad de los trabajadores que acceden a la EBAR, se renovarán las plataformas y barandillas.

Sistema de telecontrol

Asimismo, se va a instalar un sistema de telecontrol para poder conocer en tiempo real cualquier incidencia que se produzca en la estación, además de informar de cuánto caudal está entrando en la EBAR, la cantidad de agua que hay en la estación, etc.

Los datos, según ha explicado Pellón, se dirigirán a un centro de mando y, a través de los teléfonos móviles, a todos los responsables de la instalación para poder actuar con presteza, principalmente en momentos de fuertes lluvias que es "cuando estas instalaciones entran en crisis".

La importancia de la EBAR sobre la que va a actuar Aqualia, ha explicado, viene dada porque recoge "todas las aguas del Sardinero". Concretamente, de las dos estaciones de bombeo que hay en la península de La Magdalena, de otra que está instalada junto al Hotel Chuiqui, además de recibir "toda la escorrentía superficial y las aguas residuales de la zona".

Desde esta estación, las aguas residuales son bombeadas a la estación de bombeo del parque de la Vaguada de Las Llamas, para desde ahí ser bombeada a la EBAR de San Román.