Una descafeinada fiesta policial

La recepción en el Ayuntamiento a los policías jubilados fue uno de los actos centrales.
La recepción en el Ayuntamiento a los policías jubilados fue uno de los actos centrales. / DM
  • Una misa y una recepción en el Ayuntamiento, los únicos actos en Santander, a los que solo acudieron dos de los 11 policías jubilados a los que se convocó

Un año más, una celebración descafeinada «y triste», en palabras de uno de los asistentes. Los policíales locales de Santander no tienen ya vínculo con la festividad de San Miguel Arcángel, el santo al que conmemoraron históricamente. Como muestra de lo mucho que ha bajado la adhesión a la fecha, dos detalles de ayer: se avisó a los 11 agentes que se jubilaron en el último ejercicio (diez hombres y una mujer) para rendirles un pequeño homenaje, pero solo aparecieron dos. Y un pequeño grupito de personas que acudió a la convocatoria no quiso salir en la foto que se hicieron todos para el recuerdo.

La celebración consistió en una misa en El Cristo de la Catedral de Santander seguida de una recepción en la Casa Consistorial y, aparte del concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, y el jefe del cuerpo, Luis Hernández, estuvieron algunos representantes sindicales y concejales del PSOE y del PRC como Pedro Casares y José María Fuentes-Pila. Un asistente lamentó que no se hubiera permitido participar a los agentes que estaban de servicio. Los que tenían turno de tarde o noche no se presentaron, lo que dejó la fiesta en un encuentro en ‘petit comité’.

Los problemas en la conmemoración de esta jornada se arrastran desde 2010, último año en que la fiesta se ofició con todo el boato. Desencuentros laborales entre los miembros del cuerpo y el Ayuntamiento dejaron en suspenso la celebración varios ejercicios y luego ya ha sido imposible recuperar el acto primigenio.

Lo desaborido de la cita no impidió que el Ayuntamiento de Santander reconociera en ella la labor «esencial» que desempeña la Policía Local. Pedro Nalda, en nombre del equipo de gobierno municipal, transmitió a los profesionales el agradecimiento de todos los santanderinos por su labor y destacó que entre los que ya han cumplidos sus años de trabajo la mayor parte llevaban más de tres décadas de servicio a sus espaldas y alguno, incluso, alcanzó los 40 años de actividad.

Nalda tuvo palabras de recuerdo para los agentes que ya no están y subrayó que este colectivo desempeña su trabajo en condiciones que «no siempre son fáciles» y, aun así, realizó 59.342 actuaciones de todo tipo. También señaló que el último año ha sido importante porque se han producido importantes avances para la incorporación de 19 nuevos policías y para la mejora de los medios materiales.

Otras policías locales de la región, como las de Laredo, Camargo o Torrelavega, sí celebraron al patrón.