De la Serna: "Es inexplicable que una persona que ha sido condenada a 203 años pueda estar ya en la calle"

  • Para el alcalde de Santander, "es absolutamente deleznable la actitud de quienes están dispuestos a organizar y a participar en actos de homenaje a asesinos como los que cometieron el atentado de La Albericia"

"Es difícilmente explicable que una persona que ha sido condenada a 203 años pueda estar ya en la calle". Así de tajante ha reaccionado el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, al conocer la puesta en libertad, este viernes, de Luis Ángel Galarza, coautor del atentado que la banda terrorista ETA cometió en el barrio de La Albericia de Santander en el año 1992 y que causó la muerte de tres personas e hirió a otras veinte.

"Hoy más que nunca la ciudad de Santander está con las familias de las víctimas del atentado de La Albericia en un momento que entendemos que será muy duro para ellos, que les hará revivir un recuerdo que, sin duda, tienen aún muy presente y esta noticia avivará aún más su dolor".

El alcalde ha dejado claro en declaraciones a este periódico que "Santander, que ha sido castigada por el terrorismo en numerosas ocasiones, no olvida ese atentado, el más brutal que ha sufrido la ciudad".

En su opinión, "los santanderinos tenemos aún abierta la herida que ETA dejó segando la vida de Eutimio, Julia y Antonio, vecinos nuestros y víctimas de una violencia y una barbarie que, hoy igual que siempre, merece nuestro más rotundo rechazo y la repulsa más firme a quienes han cometido los atentados, a quienes les han ayudado y a quienes les apoyaron y lo siguen haciendo".

Lo que también ha censurado es el homenaje que ha recibido el preso nada más salir de la cárcel. "Es absolutamente deleznable la actitud de quienes están dispuestos a organizar y a participar en actos de homenaje a asesinos como los que cometieron el atentado de La Albericia".

Y finalmente, ha añadido que "esde el Estado de Derecho, no podemos bajar la guardia y prueba de ello es que ETA siga disponiendo de armamento, como el que ha sido localizado hace solo unos días en un zulo en Francia".