Demostración de primeros auxilios en el Palacio de Exposiciones de Santander
Demostración de primeros auxilios en el Palacio de Exposiciones de Santander / Andrés Fernández

Un incendio desde dentro

  • Los Bomberos Voluntarios recrearon un fuego en una casa dentro de la Semana de la Prevención de Incendios que se clausura este domingo

¿Hacía dónde ir cuando se desencadena un incendio dentro de casa? ¿Debo quedarme quieto? ¿Cómo de intenso es el humo cuando las llamas invaden una habitación? A todas estas preguntas y a muchas más dieron respuesta los miembros del Real Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander durante la Semana de la Prevención de Incendios que se clausura hoy. De lunes a viernes, los bomberos recorrieron varios colegios de Santander. Ayer tocó algo más práctico: se recreó el ambiente de un incendio dentro de una vivienda. Para ello se eligió el Palacio de Exposiciones, donde se instaló una casita hinchable.

Nada más entrar, el humo es tan intenso que apenas se puede ver uno las manos. A pesar de ser un humo artificial, los ojos comienzan a llenarse de lágrimas y la tos es inevitable. De la mano de un bombero con una linterna, se sigue un circuito en el que la temperatura se va elevando hasta que se llega hasta donde está el herido. La experiencia no es agradable, y a pesar de saber perfectamente que todo es un simulacro, sólo se piensa en salir de aquel infierno.

Este montaje, que se repetirá este domingo en el patio del Colegio Cisneros, «lo hacemos para que, sobre todo los más jóvenes, se den cuenta de lo que supone un incendio y cómo actuar en caso de emergencia», contó el cabo de bombero Álvaro Gutiérrez.

Así, explican que lo primero es «huir del foco del incendio dirección a una ventana, tocando las puertas antes de abrirlas para comprobar que no están calientes (en caso contrario, no abrir) y cerrándolas a su paso, siempre reptando, para evitar que la mayor cantidad de humo llegue a los pulmones. Una vez en la ventana, gritar hasta que llegue la ayuda».

En el Palacio también había un circuito de educación vial, que los chavales recorrieron con bicicletas y guiados por guardias civiles, y una exposición de material y vehículos de los dos cuerpos de seguridad. Todo ha sido organizado por la Fundación Mapfre, la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) y los Bomberos Voluntarios.