La Guardia Civil desmantela un laboratorio de cocaína en Peñacastillo

Efectos intervenidos en el trastero de Peñacastillo reconvertido en laboratorio de cocaína.
Efectos intervenidos en el trastero de Peñacastillo reconvertido en laboratorio de cocaína. / OPC
  • Han sido detenidas dos personas, como responsables de la preparación de la droga y su distribución por locales de alterne de Cantabria

La Guardia Civil de Cantabria ha desmantelado un laboratorio destinado al corte y adulteración de cocaína que se encontraba ubicado en el trastero de una urbanización de Peñacastillo, procediendo a la detención de sus presuntos responsables, E. P. P., varón natural de Colombia, y G. I., mujer de Rumanía, de 43 y 30 años de edad respectivamente.

El instituto armado asegura que con esta operación se ha conseguido poner fin a una posible entrada de cocaína en locales de alterne de Cantabria, lugares donde presumiblemente tenía destino la droga ahí preparada.

Se han intervenido más de 50 gramos de cocaína, la mayor parte en roca, de la que se podría haber obtenido más de 200 dosis para su distribución al menudeo, así como unos 400 gramos de sustancia de corte para la adulteración y corte de nuevas cantidades de droga.

Investigación

El Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Cantabria comenzó hace unas semanas una investigación sobre una posible vía de entrada de cocaína en locales de alterne de la región.

Esta investigación llevó a los agentes a un hombre de nacionalidad colombiana y que ya había sido detenido anteriormente por la Guardia Civil de Cantabria en la denominada operación 'Remake', en la que se puso al descubierto una organización dedicada al tráfico de drogas entre Colombia y España, y que se saldó con 34 detenciones.

De los seguimientos realizados por los componentes del EDOA a este hombre se pudo determinar que se trasladaba diariamente a una urbanización situada en Peñacastillo, no siendo su lugar de residencia.

La tarde del pasado miércoles 19 de octubre los agentes le vieron abandonar esa urbanización en compañía de una mujer que sí vivía allí, momento en el que fueron interceptados, encontrándole oculto a la mujer varias dosis de cocaína que posiblemente tuvieran como destino un local de alterne de la ciudad de Santander.

En un posterior registro a un trastero de esa urbanización, los agentes encontraron todos los utensilios necesarios que conformaban un laboratorio para el corte y adulteración de cocaína (prensa, moldes para prensado de la droga, sustancias de corte y diferentes efectos para dosificación). Estos y otros efectos encontrados en el trastero se encontraban impregnados con restos de cocaína, procediendo seguidamente a la detención de ambas personas.

Cocaína oculta en el coche y la vivienda

En el día de ayer, jueves, se realizó un registro minucioso con la ayuda de un perro detector de drogas de la Guardia Civil al vehículo del hombre, localizando oculto en su interior un nuevo envoltorio con cocaína.

Igualmente se realizó un registro en la vivienda de Peñacastillo donde fue hallado un trozo de cocaína en roca, más sustancias de corte y balanzas de precisión, entre otros efectos.

En el transcurso de la investigación los agentes constataron que la mujer detenida tenía una orden de búsqueda y detención por las autoridades Rumanas a efectos de extradición a ese país.

Los dos detenidos fueron puestos en la tarde de ayer a disposición del Juzgado de Instrucción nº 4 de Santander, el cual ordenó su ingreso en prisión.