Las dietas de viaje enfrentan al equipo de gobierno con la oposición

De izquierda a derecha, Iñigo de la Serna, Pedro Casares y Antonio Mantecón. / Roberto Ruiz
  • La discusión, entre el alcalde, Iñigo de la Serna, el portavoz del PSOE, Pedro Casares, y el concejal no adscrito, Antonio Mantecón, ha surgido a raíz de una moción sobre los "irregularidades" cometidas por el equipo de Gobierno entre 2011 y 2015

Las dietas por viaje de los miembros del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Santander y, sobre todo, del alcalde, Íñigo de la Serna, ha sido motivo de enfrentamiento este jueves, en el pleno, entre el regidor municipal con el portavoz del PSOE, Pedro Casares, y el concejal no adscrito, Antonio Mantecón.

Este enfrentamiento ha partido de una moción presentada por Mantecón, en la que aseguraba que la norma municipal que regulaba las dietas entre 2011 y 2015, y que fue aprobada en pleno por unanimidad, incumplía diversas leyes, por lo que ha exigido conocer las facturas justificativas de los gastos del equipo de gobierno en ese periodo.

La moción ha sido rechazada por los votos en contra del PP y la abstención de Ciudadanos y el apoyo del resto de grupos, lo que ha provocado que el reproche del alcalde a regionalistas y socialistas, por respaldar esta iniciativa después de votar a favor de esa medida hace cuatro años.

El portavoz socialista ha justificado este apoyo en la defensa de la transparencia y en un intento de "romper la estrategia continua" que, a su juicio, mantiene el equipo de gobierno sobre los viajes del alcalde.

"Tan importante es conocer las dietas como el motivo de los viajes", ha sentenciado Casares, quien considera "curioso" la cantidad de viajes que realizar y se ha preguntado que se obtiene de ellos "más allá de una promoción personal".

Por su parte, Mantecón ha exigido conocer las facturas de los gastos del equipo de gobierno y ha amenazado con tomar "otras medidas" en caso de que el pleno no aprobase su moción, como finalmente ha ocurrido.

De la Serna ha respondido a estas críticas acusándoles de dejar el ejercicio de la política "a un nivel absolutamente vergonzoso", al tiempo que ha asegura que no oculta sus viajes, sino que informa "puntualmente" de ellos.

En el caso del último que ha realizado a Quito, ha subrayado que a las arcas del Ayuntamiento le ha costado "0 euros", porque viajó como presidente del Consejo de Municipios y Regiones de Europa, por lo que ha asegurado que no va a pasar gastos al Consistorio.

"Y soy el único en Cantabria que hace esto, mientras ustedes ocultan sus viajes", le ha espetado al portavoz socialista, al que ha retado a aprobar una moción en el Ayuntamiento para instar a los miembros del Gobierno de coalición PRC-PSOE a que hagan públicos esos gastos. "No hay un solo consejero que haya publicado los gastos de un viaje", ha incidido.

Además, dirigiéndose a Casares ha afirmado que en su partido viajan "en grupo y en Primera" y se ha mostrado convencido de que la secretaria general de los socialistas cántabros y vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, tampoco hará público ni los gastos ni el motivo de un viaje que, según ha afirmado, realizó ayer.

De la Serna también se ha dirigido a Mantecón al que ha acusado de mantener su puesto de concejal "por la pasta" y le ha reprochado que no hubiese entregado el acta después de que su partido (Ganemos Santander Sí Puede) le expulsase. "Si tuviera coherencia se hubiera ido a casa", ha apostillado. "Ya está bien de poner permanentemente en tela de juicio la honestidad de la gente", ha sentenciado.

Empleos de la Plaza de Toros

El pleno municipal, al que no ha podido asistir el concejal de IU, Miguel Saro, también ha rechazado, con los votos del PP y la abstención de Ciudadanos, una moción del concejal no adscrito en la que instaba a garantizar los tres puestos de trabajo de la Plaza de Toros si se disuelve la sociedad pública que gestiona este edificio.

La concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, ha lamentado que la oposición que se preocupe de esos tres empleados después de aprobar otra moción para retirar la subvención a la Plaza de Toros y ha advertido de que, si se disuelve la sociedad pública, el Ayuntamiento no los podrá subrogar, sino que los puestos se extinguirán.

En la sesión plenaria también se han rechazado otras dos mociones de Antonio Mantecón, la primera para incorporar cláusulas en las condiciones de contratación del Ayuntamiento que valoren la ausencia de deudas de los bancos con las comunidades de vecinos, lo que, según ha argumentado el equipo de gobierno contravendría la legislación.

La otra iniciativa rechazada pretendía instar a la empresa adjudicataria del servicio de limpieza Ascan al estricto cumplimiento del contrato de adjudicación bajo apercibimiento de sanción, lo que el equipo de gobierno ha asegurado que ya hace, al tiempo que ha recordado que la adjudicataria ya ha sido sancionada cuando no lo ha hecho.

Las que sí se han aprobado por unanimidad son dos iniciativas, una para hacer un estudio sobre las necesidades de papeleras en la ciudad y, la segunda, para iniciar conversaciones con los propietarios de un lavadero de casi 100 años en el Barrio Bolado para su restauración.

El pleno ha concluido con una pregunta del PSOE sobre la Sociedad Menéndez Pelayo, en la que la concejala de Cultura, Miriam Ruiz, ha reconocido que "difícilmente" se podrá firmar un nuevo convenio con el Ayuntamiento con las posturas actuales.