Urgente

Acuerdo en el ERTE de Sidenor

Gran despliegue de la Guardia Civil para hacer un ingreso en un banco del Paseo de Pereda

fotogalería

Agentes armados y con chalecos antibalas rodearon el banco. / Antonio 'Sane'

  • La Benemérita ha requerido a su unidad especializada, la USECIC, para proteger el dinero requisado en una intervención dentro de un coche en Anero

Cuando la Guardia Civil interviene dinero en metálico en una operación policial, el procedimiento habitual consiste en ingresarlo en un banco hasta que el juez decide qué hacer con ello. Casi siempre se trata de operaciones antidroga en las que se requisa el dinero procedente del menudeo y no suele ir más allá de unos miles de euros en billetes pequeños. En esos casos, un par de guardias de Seguridad Ciudadana son suficientes para ingresarlo en el banco sin peligro de robo. En otros casos -los menos-, el dinero intervenido obliga a tomar precauciones. Es lo que ha ocurrido este jueves cuando los agentes han llevado al banco casi un millón de euros (en libras esterlinas y euros) que un hombre natural de Escocia, de 41 años de edad y residente en España, tenía en el interior de su vehículo cuando fue interceptado a la altura de la localidad de Anero.

Ante la sorpresa de los viandantes que caminaban por una de las calles más transitadas de la ciudad, un equipo de agentes de la USECIC han aparcado sus coches patrulla (Nissan Patrol) en doble fila y se han desplegado tácticamente para tener visibilidad de todo el perímetro. Los guardias civiles apostados en las esquinas iban protegidos con chalecos antibalas y armados con fusiles de asalto, y dos de ellos han entrado en la sucursal sin armas y con el dinero metido en una caja negra.

Dentro de un coche en Anero

Sobre las 19.00 horas de ayer, miércoles, efectivos de la Guardia Civil de Cantabria localizaron un vehículo de alta gama ocupado por un hombre que les infundió sospechas a la altura de Anero y procedieron a su identificación y a registrar el coche. Dentro encontraron cinco cajas que contenían unos paquetes de color negro. Al abrirlos vieron que contenían una gran cantidad de libras esterlinas en billetes, pero el conductor del coche no acreditó su lícita procedencia y los agentes intervinieron las cajas con el dinero.

Cuando se pusieron a contar llegaron a las 800.000 libras esterlinas y más de 37.000 euros, por lo que la Guardia Civil ha interpuesto una denuncia administrativa -en virtud de la Ley de Blanqueo de Capitales- porque el conductor del coche no ha explicado el origen del dinero ni ha presentado ningún documento que ampare el movimiento por el territorio nacional de tal cantidad de dinero (es necesario para más de 100.000 euros).

Así que el dinero intervenido ha sido ingresado esta mañana en la sucursal bancaria del BBVA ubicada en el Paseo de Pereda (Santander) a disposición de la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Administrativas del Ministerio de Economía.