Doce frentes abiertos entre las grandes obras y la ciudad de la cultura

Vista aérea de las estaciones. Uno de los proyectos pendientes, la reunificación.
Vista aérea de las estaciones. Uno de los proyectos pendientes, la reunificación. / Roberto Ruiz
  • El próximo alcalde de Santander se encontrará un buen número de proyectos pendientes que la capital persigue desde hace años

La persona que sustituya a Íñigo de la Serna al frente del Ayuntamiento se encontrará con un buen montón de carpetas con la leyenda ‘pendiente’ sobre la mesa, ya que son numerosos los proyectos iniciados y no concluidos por tratarse de planes de largo recorrido. Pero a corto plazo, el nuevo alcalde tendrá dos retos fundamentales: sacar adelante el presupuesto para 2017 que está en pleno proceso de tramitación y que debe cumplir unos plazos legales.

Y tanto o más importante será encarar la repercusión de la anulación por parte del Tribunal Supremo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que, en teoría, se conocerá en breve.

La recuperación de la totalidad del Frente Marítimo, la unión norte-sur de la ciudad por medio de infraestructuras mecánicas o el gran proyecto de digitalización de los servicios de la ciudad están entre los proyectos largamente perseguidos por el alcalde saliente que habrá que rematar en el área de las obras, entre las que también cabe citar el Metro-TUS, la dignificación de instalaciones municipales y, sobre todo, sus proyectos de culturales, en los que se había volcado en la última legislatura. En este ámbito, y con el Centro Botín pendiente de apertura, la perspectiva queda abierta a falta de concretar diversas iniciativas. El Archivo Lafuente/ sede asociada del Reina Sofía, la reestructuración del área del MAS y el futuro de Santander Creativa son algunas de las incógnitas.