"No hay un antes y un después. Somos el mismo equipo"

vídeo

Gema Igual, próxima alcaldesa de Santander. / Javier Cotera

  • Gema Igual se convierte en la primera alcaldesa de Santander y anuncia un planteamiento continuista para afrontar los dos años que quedan de legislatura

Todo el mundo estaba pendiente de que Hillary Clinton se convirtiera este martes en la primera presidenta de los Estados Unidos. Pero la líder democráta dobló la rodilla ante su contrincante, el republicano Donald Trump. Un hito, el de ser la primera mujer que dirige un gobierno, que no se escapó en Santander. El mismo día, el martes 8 de noviembre, Gema Igual (Santander, 1973) logró ese hito. Ignacio Diego, a pocas horas de saberse el desastre de Clinton al otro lado del Atlántico, anunció la candidata del Partido Popular para suceder a Íñigo de la Serna como alcalde de la capital cántabra: Gema Igual.

Si lo de Clinton fue una sorpresa para muchos, lo de Igual no lo fue tanto. La todavía concejala de Turismo era la favorita en todas las quinielas. Es la número dos en el equipo de Gobierno municipal, amiga "íntima" del ahora ministro de Fomento e incluso su mano derecha desde que De la Serna cogió el bastón de mando en 2007. César Díaz, actual alcalde en funciones, y Ana González Pescador, la tercera alternativa, se quedaron a las puertas.

Gema Igual no pudo contener la emoción ante el "dificilísmo" reto. Relevar a un alcalde que ha estado casi diez años al mando de la nave, gobernando con mayorías absolutas durante muchos de ellos. Igual reconocía que lo afronta con "mucho vértigo" pero sin miedos al mismo tiempo. Santander, según reconoce "no se puede permitir ningún titubeo". Y no es para menos. La todavía concejala se encontrará dentro de diez días (plazo máximo en el que debe celebrarse un pleno extraordinario para aprobar su nombramiento) con una carpeta bien cargada de asuntos que resolver.

El primero y más complicado será el incierto futuro del Plan General de Urbanismo, después de que el Tribunal Supremo sopese la posibilidad de anular el PGOU que se aprobó en 2012. Un asunto complicado que contará con el apoyo inestimable de otro favorito entre las apuestas para ser el 'jefe'. "No concibo esta Alcaldía sin César Díaz. Lo necesito conmigo".

No será el único asunto que tenga entre manos la nueva inquilina del despacho principal del consistorio santanderino. Con un discurso completamente continuista y sin apenas cambios en el equipo municipal, la alcaldesa en ciernes asegura que se trabajará de la misma manera que se hacía con De la Serna con el objetivo último de "mejorar la calidad de vida de los santanderinos".

Crear empleo, dar atención a los que tienen menos recursos, seguir dando proyección internacional a la ciudad serán algunas de las señas de identidad de la regidora. Sin olvidar otros asuntos de "igual importancia" como el Centro Botín, el proyecto de Smart City y las obras que se irán realizando en los distintos barrios y calles.

De la Serna: "Lo va a hacer mejor que yo"

"No hay un antes y un después. Somos el mismo equipo y la misma forma de trabajar". El entrecomillado enorgullece especialmente a su antecesor, Iñigo de la Serna, quien este martes no dudó el elogiar a su "hermana", de la que no duda que lo va a hacer "mucho mejor de lo que yo he sido capaz".

Pero los elogios del ministro no han recaído solo en la próxima alcaldesa. Para De la Serna, "tanto Gema como sus compañeros han dado una lección de como compartir una decisión de equipo", con el respaldo conjunto a un proyecto de equipo en el que cree que se pone de manifiesto que "no existen, como nunca han existido, personalismo" y el apoyo al debate interno previo por el PP de Cantabria y su presidente, Ignacio Diego.

César Díaz: "Estoy muy contento con la decisión"

Algunos podrían considerarle el gran perdedor en esta batalla. Pero, por sus palabras, se nota a que César Díaz, actual alcalde en funciones, la decisión del PP no le sentó mal. "Yo estoy muy contento con la decisión. Estaré con ella para ayudarle en lo todo lo que sea necesario como hasta ahora estaba con Íñigo. No cambia nada".

Su posición, justo detrás de Ignacio Diego y al lado de Gema Igual en la comparecencia pública en la sede del PP, hacía presagiar que tenía muchas posibilidades de quitar el apellido 'en funciones' que ha llevado estos días. Pero al final cantaron "alcaldesa" en vez de "alcalde". ¿Y un salto a Madrid en el Ministerio de Fomento? Díaz fue tajante sin descartar que había opciones reales de seguir el camino de De la Serna. "Yo estoy aquí, formo parte de este equipo de trabajo. Mi compromiso está con Gema como cabeza de lista, con el resto de los compañeros y con la ciudad... pero se ha hablado con insistencia de esa opción".

Felicitaciones desde Peña Herbosa

La noticia de la designación de Gema Igual como nueva alcaldesa de Santander no tuvo la trascendencia del comienzo de la 'era Trump' en Estados Unidos pero sí traspasó las fronteras de la capital. Desde Peña Herbosa, se tendió la mano para seguir manteniendo relaciones cordiales entre el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander.

"Las relaciones siempre han sido correctas y espero que sigan siendo igual de correctas hasta ahora. Tenemos la obligación de mantener una relación cordial". El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, apela al buen talante pero no descarta las "lógicas discrepancias" que genera la diferencia de siglas y que se ponen de manifiesto al escuchar a su socia de Gobierno. La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, confía en que "ese talante de cercanñia y diálogo" que se atribuye a Igual sirva "para mejorar las relaciones entre ambas instituciones". En ambos casos, sus valoraciones incluyeron la palabra felicitación por lograr el cargo y el verbo desear lo mejor por el bien de los santanderinos.

Oposición

Enhorabuenas que también recibió de parte de los partidos que ejercen la oposición en Santander. El portavoz del PRC, José María Fuentes-Pilar, felicitó a sus rivales, Gema Igual e Íñigo de la Serna, por sus respectivos nombramientos, sin poder evitar algún que otro lamento. "Si lo que nos ofrece en su primera intervención como presumible nueva alcaldesa es su intención explícita de continuar con algo que no está funcionando, ya sabemos lo que nos espera".

Un continuismo que tampoco satisface al PSOE. Su portavoz, Pedro Casares recuerda que "son personas distintas al frente de un mismo proyecto, caracterizado en los últimos años por subidas de impuestos, escasas políticas sociales, falta de políticas para reactivar la economía y una política urbanística "meramente especulativa".

El líder de los socialistas santanderinos ha aprovechado el momento para emplazar al equipo de Gobierno a que dialogue con la oposición, una posibilidad que pasa, en su opinión, porque la nueva regidora "revierta" la situación actual. "Veremos si en las próximas semanas, con ella al frente, cambia la forma de hacer y entender la política del PP", concluyó.

"No creo que esta designación vaya a provocar el giro que necesita Santander". La resignación sale de las palabras de Antonio Mantecón. El concejal no adscrito de la corporación santanderino no se ha sorprendido con la decisión "continuista" que ha tomado el PP pero sí le preocupa que se seguirán desarrollando políticas que han llevado a Santander a su decadencia actual".

Los que no cambiarán la relación que mantienen con el PP son los de Ciudadanos. Mantendrán la misma relación de "trabajo por áreas" y "la misma dinámica de trabajar junto al responsable de cada concejalía. Lo único que les preocupa es saber cuanto antes si se producirán cambios en las áreas del equipo de Gobierno.

La única opinión que falta es la más importante. Los ciudadanos tienen ahora dos años, lo que queda de legislatura, para ir tomando nota de la forma de gobernar de Gema Igual para luego, en las urnas, castigarla como ha ocurrido con Hillary Clinton o premiarla, como han hecho con Donald Trump. El voto es que decide.