Detienen a un taxista de Santander por cuadruplicar la tasa de alcohol

  • El conductor, asalariado del propietario de la licencia, ha sido despedido esta mañana

Un taxista de Santander chocó este jueves a las nueve de la noche con un coche aparcado en doble fila cuando abandonaba la parada de la Plaza de Numancia. No llevaba pasajeros y parecía un incidente de chapa y pintura sin más. Pero el agente de Movilidad que acudió al accidente decidió pedir una patrulla de la Policía Local porque el conductor profesional, de 54 años y con iniciales E. M. H., mostraba síntomas de embriaguez.

Los agentes llegaron a Numancia, le practicaron un control 'in situ' con el aparato portátil y comprobaron que las sospechas del guardia de Movilidad eran ciertas: 0,69 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, muy por encima de la tasa de 0,15 permitida a conductores profesionales (la misma que a los noveles).

El taxista fue trasladado inmediatamente a Comisaría, donde se le repitió la prueba dos veces: primero dio 0,77 y después 0,74. Superaba en más de cuatro veces la tasa permitida de alcohol y por tanto fue arrestado.

El detenido era un conductor asalariado, y el propietario de la licencia del taxi que conducía en el momento del accidente le ha despedido esta misma mañana.

El presidente de la Asociación Profesional de Taxistas, Manuel Andoni Ruiz, ha lamentado este viernes los hechos y ha aplaudido la pronta reacción del propietario de la licencia: "Hay que condenar estas cosas. No puede ser que la gente descargue en nosotros la responsabilidad de trasladarlos cuando no están en condiciones de conducir y un taxista dé positivo. No se puede permitir que un taxista haga esto".

La parada de taxis de Numancia. El coche con el que chocó el conductor detenido estaba aparcado junto a los cubos de basura.