Vuelve el tráfico a Francisco de Quevedo

Vista actual de la calle Francisco de Quevedo.
Vista actual de la calle Francisco de Quevedo. / DM
  • El Ayuntamiento reabre la calle tras acondicionar la zona para instalar cuatro tramos de rampas mecánicas que no empezará a funcionar hasta el próximo mes de mayo, al igual que los que habrá en San Celedonio y Vista Alegre

Mecanizar Santander con rampas y escaleras que se mueven solas para ahorrar a los vecinos el esfuerzo de forzar las piernas cuando suben y bajan las infinitas cuestas de Santander es algo que todo el mundo ve con buenos ojos. Sin embargo, hasta que llega el momento simbólico del corte de cinta inaugural, las molestias causadas por las calles medio levantadas distorsian la mirada de muchos.

Eso es lo que le ha tocado sufrir estos meses a la calle Francisco de Quevedo, donde el Ayuntamiento ha tenido que cortar el tráfico mientras dejaba lista la zona para instalar cuatro tramos de rampa mecánica. También las líneas 16 y 5C1, que normalmete circulan por esta calle, han tenido que cambiar su recorrido temporalmente.

Según los cálculos del consistorio santanderino, este viernes, coincidiendo con el alumbrado navideño, la calle Francisco de Quevedo volverá a la normalidad pero con una mejor cara. Volverá a circular el tráfico y los autobuses municipales volverán a parar. Se ha aprovechado para asfaltar la carretera y pavimentar las aceras. También se ha renovado la antigua red de abastecimiento y saneamiento. Solo falta instalar el tramo de rampa mecánica.

Las próximas calles que tiene en mente mecanizar el Ayuntamiento, o lo que es lo mismo, poner patas arriba, son San Celedonio y Vista Alegre, lo que obligará a cerrar Vista Alegre desde su intersección con María Cristina.

En San Celedonio y Vista Alegre también se renovará el viejo colector de saneamiento, colocando uno nuevo de PVC, y se sustuirán las acometidas de las viviendas. A la par, se irá ejecutando la nueva canalización de abastecimiento, que será de fundición dúctil.

Durante los trabajos se instalará una tubería provisional de polietileno para garantizar el abastecimiento de agua y minimizar el riesgo de cortes.

"Los trabajos se están realizando por tramos para intentar minimizar las afecciones a los vecinos del entorno, así como a los peatones y vehículos que se desplazan a diario por estas céntricas calles de la ciudad", ha subrayado el concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós en una nota de prensa.

La previsión municipal es que tanto las rampas mecánicas de Francisco de Quevedo como las de San Celedonio y Vista Alegre lleguen en marzo para comenzar a funcionar el próximo mes de mayo. En total, nueve tramos que forman parte del proyecto de conexión de la plaza de los Remedios con General Dávila y que está llevando a cabo la empresa Copsesa con una inversión de algo más de dos millones de euros.

La actuación parte desde la Plaza de Los Remedios (confluencia de las calles Cubo y Francisco de Quevedo) y sube hasta San Celedonio. En este punto se continuará caminando hasta la calle Vista Alegre, por detrás del colegio San José, y desde aquí, con las cinco rampas que se instalarán en esta calle, se desembocará en la parte alta de la Cuesta de la Atalaya.