Será necesario trasplantar los árboles de esta acera durante las obras del carril bici
Será necesario trasplantar los árboles de esta acera durante las obras del carril bici / Antonio 'Sane'

Los árboles de Casimiro Sainz serán retirados para hacer el carril bici

  • El compromiso municipal es replantar nuevas especies y más número de ejemplares, una vez que acabe la obra que conectará Puertochico con Los Castros

Para poder realizar el nuevo carril bici de Santander, que unirá Puertochico con la Avenida de los Castros a través del túnel, es necesario retirar todos los árboles, las farolas, papeleras y bancos de la acera Este de Casimiro Sainz. La de la farmacia y los solares para aparcamientos. Eso sí, todos los elementos serán repuestos cuando acabe la obra.Al menos ese es el compromiso municipal, al que suma que los árboles que se plantarán serán más que los que hay ahora. Los que se retirarán son encinas, que en la esquina del paseo de Castelar llenan el suelo de bellotas, aportando al entorno algo de naturaleza en una calle con mucho tráfico.

Lo que desaparece definitivamente es la mediana central, que se hizo hace veinticinco años para separar los carriles de salida y entrada del túnel.Antes hubo un pequeño bulevar con bancos y árboles, como recuerdan los vecinos del barrio, pero todo se lo llevó por delante el mundo del coche.Así que los vecinos de Casimiro Sainz vivirán ocho meses de obras, con atascos de tráfico incluidos. La obra costará 620.580 euros, que paga el municipio y será realizada por la empresa cántabra SIEC.

La organización ecologista Arca (Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria) le ha pedido al Ayuntamiento que no retire ni los árboles ni el seto de la mediana pues, en su opinión, mantener estos elementos naturales no tiene por qué perjudicar las obras de construcción del carril bici que está proyectado por ella y que también atravesará el túnel de Puertochico. Su argumento es que potenciar y mejorar el tráfico de bicis por la capital (con los efectos positivos para la movilidad y reducción de la contaminación que conlleva) no tiene por qué hacerse a costa de suprimir zona verde. Los ecologistas explican que no se puede seguir considerando el arbolado como mero «mobiliario urbano». «Farolas, bancos y papeleras pueden suplirse o trasladarse fácilmente y con rapidez sin mayores efectos, pero los árboles son seres vivos en continuo crecimiento, que requieren su espacio adecuado», subrayan en su reclamación al Consistorio.

El nuevo carril bici, de aproximadamente 1.260 metros de longitud, permitirá conectar los trazados que bordean ya la ciudad, desde Nueva Montaña hasta El Sardinero y, desde aquí, hasta La Albericia, generando el primer eje Norte-Sur en la red de movilidad ciclista.

Como se explica desde el Ayuntamiento, a la hora de redactar el proyecto del carril bici se estudió la alternativa de colocarlo en la mediana, que fue desechada porque era la menos segura para los ciclistas.

Con la alternativa elegida, el carril bici discurrirá en la margen derecha de Casimiro Sainz, tomando esta calle en dirección al túnel. No se ocupa la acera sino que va adosado a su extremo, «puesto que respetamos la filosofía de que la bicicleta no debe restar espacio al peatón, sino al vehículo». «La ejecución de esta obra necesitará del traslado de los báculos de los semáforos actuales, así como la colocación de otros nuevos para ciclistas, ya que la circulación por el carril bici es de doble sentido. Además, será necesario cambiar de posición señales, bolardos, farolas y árboles».

En total, se colocarán 19 árboles, de una especia autóctona (3 más que en la actualidad). En el tramo entre las calles Antonio del Puerto y Juan de la Cosa se plantarán otros nuevos, ya que ahora no los hay. Los árboles irán en alcorques cuyo perímetro irá rematado con una pletina de acero, y sobre el que irá un trámex, para que sea posible que circulen por ella peatones y bicis.

Los ciclistas que usen este carril irán protegidos en toda la calle por una barandilla lateral de acero galvanizado, para separarles de los coches y proteger su integridad.