Samuel Ruiz pide colaboración ciudadana para esclarecer la muerte del octogenario

  • El delegado del Gobierno asegura que la Policía tiene «varias líneas de investigación abiertas» sobre el caso

«Cualquier colaboración por parte de los ciudadanos será bienvenida", animó ayer el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, tras asegurar que la Policía Nacional tiene "varias líneas de investigación abiertas" en el caso de la muerte por asfixia de un octogenario, que fue hallado el pasado sábado maniatado en su garaje de Santander.

Según las primeras investigaciones, a las que ha tenido acceso este periódico, Ángel Prieto Cobo, de 81 años, falleció asfixiado durante un robo en el que habrían participado al menos tres individuos, quienes también inmovilizaron a su esposa en la vivienda del matrimonio, situada en la calle Alcázar de Toledo (a 800 metros escasos del garaje) y de la que se llevaron un botín cuyo valor no ha trascendido por el momento. El suceso ocurrió entre las nueve y las doce de la mañana, cuando varias personas le maniataron, le colocaron un trapo en la boca y le exigieron las llaves de su vivienda. Al menos dos de los asaltantes se presentaron después en la vivienda del matrimonio, a la que entraron con las llaves que le habían quitado al hombre y donde, de la misma manera, inmovilizaron a la mujer exigiéndole la caja fuerte.

Una vez consumado el golpe, los autores abandonaron ambos lugares. En la vivienda del matrimonio, en la calle Alcázar de Toledo, la mujer se libraba de las ataduras y avisaba a un vecino, que fue quien alertó a la Policía, mientras en el garaje propiedad de su marido, el hombre yacía inerte.

Samuel Ruiz, delegado del Gobierno, insistió ayer, a preguntas de los periodistas, en que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía continúan trabajando para "el esclarecimiento" de este suceso y manifestó que espera que se pueda "poner a disposición judicial lo antes posible a los causantes". Dijo comprender que "los sucesos ocurridos el viernes en Torrelavega (un hombre murió a tiros en Sierrapando) y el sábado en Santander han generado un clima de intranquilidad lógico entre los vecinos ante una situación que pocas veces se ve en nuestra comunidad autónoma". Pero también quiso dejar claro que se trata de dos sucesos "aislados" y que Cantabria continúa siendo una de las comunidades autónomas "más seguras de España", con una tasa de criminalidad quince puntos por debajo de la media nacional.

Desde el punto de vista del delegado de Gobierno, estos sucesos no hacen que las ciudades de Santander y Torrelavega "sean menos seguras" porque, insistió, se trata de "dos hechos aislados". Por ello, realizó un "llamamiento a la tranquilidad" de los ciudadanos.

Además de los detalles sobre el trabajo que se está realizando para esclarecer la muerte del octogenario en Santander, apuntó que el tiroteo en el barrio de Sierrapando de Torrelavega, en el que falleció por dos impactos de bala un hombre, "ya ha sido totalmente esclarecido" por la Policía Nacional. Tanto el presunto autor de los disparos como otra persona que estaba detenida pasaron el pasado lunes a disposición judicial. El Juzgado de Instrucción número 1 de Torrelavega decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el primero por un delito de asesinato; mientras que al segundo le dejó en libertad pero le atribuye un delito de robo con fuerza en grado de tentativa ya que acompañó a la víctima hasta la vivienda del autor de los disparos aunque no accedió y se quedó merodeando en el exterior.