Mantecón, a su llegada a los juzgados, donde presentó en octubre una querella criminal por posibles delitos de injurias
Mantecón, a su llegada a los juzgados, donde presentó en octubre una querella criminal por posibles delitos de injurias / Celedonio Martínez

Mantecón se querella contra De la Serna por injurias y calumnias

  • El concejal pide al Tribunal Supremo que inhabilite dos años al ministro de Fomento

Antonio Mantecón, concejal no adscrito del Ayuntamiento de Santander, ha cumplido la promesa que le hizo públicamente hace varios meses al entonces alcalde, Íñigo de la Serna. Nos veremos en los tribunales, le dijo. Y así puede ser, porque ha presentado contra él en el Tribunal Supremo una querella por un presunto delito continuado de injurias y calumnias hechas con publicidad, ya que todas las insinuaciones del exalcalde sobre posibles irregularidades cometidas por Mantecón fueron ampliamente recogidas por los medios de comunicación cántabros.

En la querella, que se ha hecho llegar a la Sala Segunda del Alto Tribunal, se pide al hoy ministro de Fomento la inhabilitación especial para cargo público por dos años y una multa de 24.000 euros. El pasado octubre se convocó un acto de conciliación, pero acabó sin avenencia entre las dos partes, al no concurrir De la Serna. Al ser miembro del Gobierno de España, el ministro no puede ser juzgado por los tribunales ordinarios.

En su escrito ante el Supremo, Mantecón (que se presentó a las elecciones de 2015 bajo la marca Ganemos Santander Sí Puede y en abril de 2016 fue expulsado de Ganemos) solicita que se llame a declarar a casi una docena de personas, entre integrantes de su partido, funcionarios municipales de Santander (el secretario y el interventor general) y portavoces de grupos políticos como Tatiana Yáñez-Barnuevo, Pedro Casares, José María Fuentes-Pila y David González.

La actuación judicial tiene su origen en unas declaraciones públicas de De la Serna contra el concejal de Santander Sí Puede, a quien acusó de haber intentado desviar dinero público para usos particulares. Mantecón resalta en un comunicado que todo el conflicto parte de su solicitud para usar una cuenta bancaria en la que ingresar la asignación municipal correspondiente a su candidatura. Esta cuenta a nombre de varios compañeros del partido, "nunca tuvo movimientos de ningún tipo", ha indicado en repetidas ocasiones.

El concejal asegura que todo se hizo tras las preceptivas consultas a Intervención y que las acusaciones del exalcalde sobre esta cuenta estaban fuera de lugar, a pesar de lo cual De la Serna "extendió la sospecha de la existencia de un posible delito cuando sabía perfectamente que la simple insinuación era una falsedad". Por este motivo, Juanma Brun (abogado del edil y conocido activista) considera que su actuación tuvo el "ánimo de destruir la reputación de un oponente político, un profesional de prestigio, ingeniero especializado en medicina nuclear que no necesita la política para vivir". Este objetivo también estaría detrás de las repetidas ocasiones en que De la Serna tildó de "tránsfuga" a Antonio Mantecón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate