Santander promoverá un plan para fomentar la natalidad y frenar la pérdida de población

fotogalería

José María Fuentes-Pila, del PRC, durante el pleno de este jueves. / María Gil Lastra

  • El PRC logra el respaldo unánime a su moción, que incluye cheques bebé por nacimiento y dispensas en el pago del IBI en situaciones concretas

La corporación santanderina mostró este jueves su preocupación por la despoblación de la capital cántabra y aprobó redactar un Plan Estratégico de Fomento de la Natalidad y la Conciliación Familiar con medidas concretas que contribuyan a paliar la pérdida constante de vecinos que arrastra Santander en las últimas décadas. En la sesión plenaria de febrero, todos los grupos estuvieron de acuerdo en que es necesario frenar la sangría de empadronados, si bien el PP rechazó las numerosas críticas que le llegaron de casi toda la oposición por no haber actuado antes en este sentido, Aunque defendió sus políticas, la edil popular María Tejerina acabó reconociendo que "hay un problema y hay que enfrentarlo".

La moción había sido presentada por el PRC, que se apunta un nuevo tanto al hilo de su estrategia de presentar propuestas lo suficientemente "abiertas", carentes de adjetivos –y "moderadas", sostuvo el edil de IU, Miguel Saro– como para que nadie pueda rechazarlas. De hecho, el portavoz José María Fuentes-Pila había difundido públicamente hace varios días una batería de medidas concretas que podría contener el plan. Entre ellas, un cheque bebé por cada nacimiento, la dispensa del pago del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) en ciertos casos, la creación de una red de guarderías municipales y la puesta en marcha de un servicio de canguros.

Sin embargo, la moción aprobada ayer no especificaba ante el pleno ninguna posible actuación. Con la propuesta se trataba de "poner el foco en el problema" y conseguir que el Ayuntamiento "no se quede cruzado de brazos" (explicó Fuentes-Pila) ante el hecho de que no "se aprovechan las ventajas competitivas de su condición de capital".

El PSOE, IU y el concejal no adscrito Antonio Mantecón criticaron extensamente el modelo de desarrollo propiciado por años de gobierno del PP que, por ignorar el problema en materia de vivienda y empleo, ha dado como resultado un Santander "con niveles de población de los 70", recalcó Pedro Casares.

En el pleno se recordó que en los últimos 10 años, Santander ha perdido más de 10.000 ciudadanos, periodo en el que otras capitales del Norte de España han aumentado también en miles sus residentes, caso de Vitoria (17.066) y Oviedo (5.684). Al PRC le preocupa que la ciudad esté perdiendo población, "principalmente, en su franja joven. Chicos y chicas que, culminada su formación, inician su proyecto de vida fuera". A ojos de Fuentes-Pila, hay que incidir "en políticas de vivienda y empleo" pero también en otro campo: "La aplicación de medidas destinadas a adultos jóvenes".

La concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, defendió que la tendencia de pérdida de población es regional y no solo de Santander y apuntó que la vivienda y el empleo son competencia autonómica y no municipal antes de apoyar la propuesta.

Cinco unanimidades

En el pleno de ayer se dieron cinco unanimidades de la corporación (de 13 mociones y una declaración conjunta) en cuestiones variopintas. También se unieron todos los grupos en la demanda de que el Ayuntamiento de Santander exija a Empark, la concesionaria actual del aparcamiento subterráneo de Alfonso XIII, un mayor mantenimiento de las instalaciones y accesos que redunde en una mayor salubridad y seguridad y también comprobará si se están cumpliendo los pliegos de condiciones de explotación para, en caso de ser la respuesta negativa, modificar los estatutos. Ciudadanos había pedido que se individualizaran dos comunidades de gestión en cada zona del parking y crear una mancomunidad que, en paridad de derechos y obligaciones, reparta gastos conforme a los principios del pliego de condiciones.

Según explicó la concejala Cora Vielva, los santanderinos con plaza (un total de 300 titulares) se encuentran indefensos ante la concesionaria que ostenta una posición dominante al gestionar 528 plazas rotatorias y, por tanto, utiliza su mayoría (hay un voto por sitio) para establecer gastos y derramas.

Por otra parte, el Ayuntamiento dio el visto bueno al establecimiento de un dispositivo de asesoramiento a los santanderinos que lo precisen sobre las cláusulas suelo en las hipotecas que había propuesto Miguel Saro.

Varios noes

No salieron adelante dos mociones presentadas por Ganemos que eran repetidas. Yáñez-Barnuevo recibió por tercera vez la negativa del pleno del Ayuntamiento a su petición de que se repruebe al ministro de Fomento, que siendo alcalde de Santander apoyó una comisión de investigación para el accidente del tren Alvia en Galicia. Tampoco le aprobaron una propuesta para preparar el proceso de participación ciudadana en el próximo Plan General, ante la cual César Díaz afeó a la concejala que insista en algunas mociones.

Se llevaron otros noes la propuesta regionalista de cubrir las rampas y escaleras mecánicas, dos del PSOE (para dinamizar la biblioteca Menéndez Pelayo y para instar al Gobierno a modificar las becas de estudio) y otra que pedía rechazar los tratados de libre comercio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate