Las grandes cadenas se hacen con los mejores locales del centro de Santander

El local de la recordada zapatería Pakar, de casi 400 metros, está siendo reformado. En él se instalará Oysho (Grupo Inditex). Hasta enero ocupó el local Blanco.
El local de la recordada zapatería Pakar, de casi 400 metros, está siendo reformado. En él se instalará Oysho (Grupo Inditex). Hasta enero ocupó el local Blanco. / Daniel Pedriza
  • Pandora se instala en lo que fue zapatería Ayllón; Oysho en la antigua zapatería Pakar; Lupa en Pérez del Molino y Zara está ampliando en dos plantas su edificio, que estrenó Woolworth

Las cadenas nacionales e internacionales han decidido dar el salto al centro de Santander y quedarse con los grandes locales que hay disponibles. Lupa monta un gran supermercado en los bajos del edificio Pérez del Molino, en la calle Rualasal número 14. Oysho se establece en el local que fue la zapatería Pakar en la calle de Juan De Herrera, hasta hace dos meses ocupado por la tienda Blanco, que fue cadena del cántabroBernardo Blanco. El fabricante danés de joyas Pandora ocupará el local que fue la zapatería de Francisco Ayllón, en CalvoSotelo esquina Lealtad. Esfera (ElCorte Inglés) se posiciona en primer puesto para ocupar el gran local de Pérez del Molino en la calle de Juan de Herrera. Zara está ampliando sus instalaciones de la calle de Lealtad para contar con un moderno edificio de cuatro plantas y 4.000 metros de superficie. Starbucks, la cadena internacional de cafés fundada en Washington, se establecerá en la plaza central el centro comercial Bahía de Santander (El Corte Inglés).

Varias compañías de telefonía pugnan por los locales que hay vacíos (como la zapatería Diamantina) y los que quedarán en breve libres (como la joyería Presmanes).Rosa Clará busca amplio local más en el centro, después de que sus instalaciones de la calle de Cádiz estén a punto de cerrar. Adolfo Domínguez busca local también en el centro de Santander, ya que sus dos tiendas en esta área (plaza del Príncipe y calle de Santa Clara) son caros para el difícil momento que atraviesa este grupo español. La tienda que dejó vacía Caramelo en Navidad, en la calle de Juan de Herrera es uno de los que la cadena está barajando como óptimo.Hay otros locales vacíos en el centro, uno de gran superficie y dos plantas, que ocupó hasta hace pocas semanas ‘la Caixa’, en Juan de Herrera, esquina con el Ayuntamiento.Esta vacío también el local que ocupó durante décadas la joyería Salamanca, que sigue a la venta por 3 millones de euros y no encuentra comprador. Hay más cadenas buscando amplios locales en el centro, como Massimo Dutti, también del grupo Inditex, pues su espacio en la Avenida de Calvo Sotelo se le ha quedado pequeño hace tiempo.

Otros grupos internacionales ya han presentado en público su desembarco en Santander. La cadena de origen francés Conforama se instalará en una nave de 4.200 metros de zona abierta al público, y en total 9.854 en dos plantas entre almacén y parking subterráneo, que se instalará en Nueva Montaña, junto a la gasolinera, al lado de otra gran nave, la que construyó el año pasado Bricomart. Conforama gastará más de 5,5 millones de euros en la nave y su acondicionamiento. Y en Monte, frente al tanatorio (pero cruzada la autovía) la multinacional de la hamburguesa Burguer King abre un nuevo establecimiento. La inversión es de 1,5 millones de euros, para levantar un edificio de dos plantas, 450 metros de superficie y que con capacidad para 150 comensales.

Movimiento comercial

Así que el movimiento comercial en los próximos meses será importante. Ya han comenzado las obras de derribo del interior de la tienda Blanco para instalar Oysho, en el local de casi 400 metros de la antigua zapatería Pakar. Oysho es la cadena de ropa íntima del grupo Inditex. Se traslada desde la avenida de Calvo Sotelo y deja libre el local en que estuvo instalada la tiende de ropa de caballeroCasa Miguel, referencia en el sector hasta hace una década.

También se están realizando grandes obras en Pérez del Molino, en la gran superficie comercial con entrada por Juan de Herrera. Cinco meses previstos de obra para eliminar tabiques, falsos techos, suelos y todos los desniveles y escaleras.Las obras son de gran calado y precisan el uso de maquinaria para desalojar los miles de metros cúbicos de escombros que están saliendo del local. La idea es, además, eliminar alguno de los pilares, para conseguir dejar diáfano el local (hasta donde se pueda) y trasladar el portal que da acceso a los pisos de vecinos que hay en las plantas superiores. Se desea así conseguir un local de 1.000 metros cuadrados para que se instale un operador nacional, una cadena que busca espacio en el centro, como la sueca H&M o la nacional Sfera, una marca de moda para mujer, hombre y niños del grupo El Corte Inglés, que tiene tiendas independientes en numerosas ciudades, pero no en Cantabria.

Pero ninguna de las obras en marcha alcanza el volumen de la que realiza Zara. Cinco meses de obra a toda pastilla para incorporar a sus primitivas instalaciones dos plantas más y el local que ocupó un banco. El edificio ya está vaciado y las fachadas antiguas han sido derribadas. La inversión supera los tres millones de euros. El edificio fue estrenado por los grandes almacenes Woolworth, que lo ocupó hasta 1980.Después fue Almacenes Lealtad, del grupo Ribalaygua. Mango, el gran competidor de Zara, abrió el año pasado un local de 1.500 metros en el edifico que ocuparon los Almacenes Simeón, en la calle de Jesús de Monasterio.

Un nuevo Lupa

En Rualasal se han dado los primeros pasos para la instalación de un supermercado Lupa en el local de Pérez del Molino que hasta hace pocos meses ocupó la cadena de electrodomésticos Lera. Lupa ya ha solicitado alAyuntamiento el permiso para la instalación del climatización con una potencia de 128,6 kw.Las obras no tienen fecha de inicio.

En las próximos días comienza en Calvo Sotelo/Lealtad, el derribo de la antigua zapatería Ayllón para instalar Pandora, fundada en 1982 en Copenhague y que vende sus productos en 10.000 tiendas de 55 países. Es la tercera empresa de joyería más grande del mundo por detrás de Cartier y Tiffany. El local es propiedad de Benzi, la empresa cántabra especializada en artículos de viaje, con tienda de tres plantas en Calvo Sotelo y una nave de 8.000 metros cuadrados enSanta Cruz de Bezana, centrado en la exportación e importación de productos de viaje en cincuenta países. Es propiedad de Roy José Boyce Galván, hijo de un ciudadano británico y de Josefina Galván Martínez, del Valle de Villaescusa. Benzi se fundó en el año 1994 y ha tenido una notable expansión, en los últimos dos años ha comprando varios locales en el centro de Santander, en concreto tres zapaterías (La Defensa, Ayllón y Diamantina). Benzi toma su nombre de Benz, la marca alemana de coches de la que Boyce es un rendido admirador.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate