Tareas socioeducativas a una menor que robó una cadena con el "abrazo cariñoso"

  • Con diecisiete años, casada y con un hijo, la joven no sabe leer ni escribir, "no realiza autocrítica alguna y no tienen voluntad de cambio personal", según la sentencia

La Audiencia Provincial de Cantabria ha confirmado una medida de nueve meses de tareas socioeducativas a una joven de diecisiete años que, en compañía de otra mujer mayor de edad, sustrajo en octubre de 2014 una cadena de oro a un hombre al que se arrimó y abrazó.

De esta manera el tribunal de apelación rechaza el recurso presentado por la defensa de la joven y confirma la sentencia dictada por la titular del Juzgado de Menores de Santander.

En su resolución, la magistrada de instancia ponía de manifiesto que la joven, casada y con un hijo, subsiste de los ingresos que obtiene de “actividades marginales”, no sabe leer ni escribir y “no realiza introspección ni autocrítica, no existiendo voluntad de cambio personal”.

La sala ha dado credibilidad a la declaración de la víctima, que fue “firme, contundente, precisa y exhaustiva”, y al reconocimiento que el hombre hizo de la joven como una de las dos personas que se le acercaron.

Frente a ello, la “mera negación del hecho por la menor no introduce dudas que permitan acudir al principio in dubio pro reo, pues la sala, al igual que la magistrada de Menores, no tiene ninguna duda de que la recurrente es autora del hecho”.

Contra esta sentencia no cabe recurso alguno.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate