Cuatro empresas optan a gestionar la grúa de Santander hasta 2021

La grúa se lleva un coche mal estacionado en El Sardinero.
La grúa se lleva un coche mal estacionado en El Sardinero. / Andrés Fernández
  • La actual concesionaria del servicio, que mantiene un pleito con el Ayuntamiento por la OLA, también participa en el concurso

Cuatro grandes grupos empresariales quieren gestionar en Santander la retirada de vehículos de las calles. Entre ellos, opta al contrato Setex-Aparqui, la actual concesionaria tanto de la grúa como de la gestión de la OLA. Esta compañía está en pleitos con el Ayuntamiento, que le reclamó hace algo más de un año 1,2 millones de euros de compensación por la explotación de las zonas azules de aparcamiento limitado.

Las otras compañías en liza son tres UTE (Unión Temporal de Empresas): Sice-Vectalia, Aussa-Geaser y Estacionamientos y Servicios-Seys Medioambiente. Sice es una filial de ACS que, junto con la alicantina Vectalia, está explotando ya las grúas de Bilbao y San Sebastián. Aussa (con matriz en Sevilla) se ha asociado con Geaser, concesionaria del servicio de limpieza de Santander para presentar su propuesta, en tanto que las dos últimas empresas tienen sede en Madrid y se dedican a la prestación de servicios.

Todas optan a un contrato que sale por casi 1,5 millones de euros anuales y por cuatro años, prorrogables otros dos. La última vez que se concedió la explotación de la grúa (en 2007) el contrato salió por 1.128.897 euros. El Ayuntamiento admitió las cuatro ofertas en la mesa de contratación que se celebró recientemente y ahora abre el proceso de valoración de las mismas.

Quien se haga finalmente con la concesión tendrá que trabajar todos los días del año de forma ininterrumpida durante las 24 horas del día. Los aspirantes han debido acreditar solvencia económica y profesional y, también, que están en posesión de certificados de gestión de calidad y gestión medioambiental según las normas ISO 9001 e ISO 140001.

El adjudicatario deberá contar con un sistema de información completo para el geoposicionamiento de las grúas y para ofrecer la posibilidad de pago en el momento. Este servicio tendrá que prestarse siguiendo las instrucciones de la Oficina Municipal de Tráfico y atendiendo a los requerimientos que se realicen desde la Policía Local o por parte del responsable de este cuerpo en el Depósito Municipal.

Santander ha dividido este año por un lado la gestión de la grúa y, por otro, la de las 6.677 plazas de OLA (Ordenanza Limitadora de Aparcamiento) con que cuenta la ciudad. En los últimos nueve años, fue Setex-Aparqui la encargada de explotar ambos, pero en esta ocasión se ha preferido plantear dos licitaciones diferentes, de manera que puedan adjudicarse a empresas distintas si se diera el caso. La concesión de la OLA saldrá por cinco años.

En los dos casos, el Ayuntamiento valorará, además de las condiciones económicas y técnicas de las ofertas presentadas, las mejoras e innovaciones tecnológicas que propongan las aspirantes a llevarse los contratos.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate