Hoy juzgan a tres policías de Santander por "excesiva" violencia

  • La Fiscalia pide un año de cárcel para tres policías locales acusados de agredir a un joven que grabó y presenció un altercado entre sus amigos y los agentes

La Audiencia de Cantabria juzgará este martes a tres policías locales de Santander, para los que la Fiscalía pide un año de cárcel, por ejercer violencia desproporcionada contra un chico que presenció y grabó un altercado entre sus amigos y los agentes.

Los hechos ocurrieron en mayo de 2014, de madrugada. Los agentes prestaban servicio en la calle Santa Lucía de Santander cuando surgió un altercado entre un grupo de personas, entre los que se encontraba el agredido y los policías. Según el relato del fiscal, el joven consideró que sus amigos estaban siendo injustamente increpados y detenidos, por lo que grabó la escena con su móvil, acto seguido golpeó en la espalda a unos de los agentes y echó a correr. En la línea del relato del fiscal, los policías persiguieron al joven que alzó los brazos en señal de rendición, pero esto no sirvió a los agentes que lo tumbaron en el suelo boca abajo, le propinaron golpes en las piernas, le retorcieron un pie, le esposaron las manos y, de forma vejatoria, un agente le colocó la bota en la cabeza contra el suelo.

La Fiscalía considera que la actuación de los agentes constituye un delito contra la integridad moral y una falta de lesiones, y solicita una condena para cada uno de ellos deun año de prisión, dos de inhabilitación para empleo público y multa de 900 euros. La Fiscalía destaca que los policías ejercieron "una violencia innecesaria y desproporcionada" porque el joven "no opuso resistencia". El chico, que fue condenado por delito de atentado por el golpe que propinó al policía que dio origen a su persecución, sufrió por estos hechos esguince en un tobillo y diversos hematomas.

A parte de las penas de cárcel, inhabilitación y la multa que se pide a los acusados, la Fiscalía considera que el joven debe ser indemnizado con 3.850 euros por las lesiones y los daños morales. La acusación particular, que defiende los intereses del chico, pide las mismas penas, pero aumenta la solicitud de indemnización por las lesiones y daños morales.

Las defensas de los agentes piden que sean absueltos porque sostienen que no han cometido delito. Está previsto queeste juicio continúe el lunes 27 de marzo, a las 10.00 horas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate