Santander paralizará el impuesto de la plusvalía en la venta de pisos con pérdidas

El Ayuntamiento de Santander propone paralizar las liquidaciones de plusvalía si no hay aumento de valor en la venta de la propiedad
El Ayuntamiento de Santander propone paralizar las liquidaciones de plusvalía si no hay aumento de valor en la venta de la propiedad / ROBERTO RUIZ
  • El grupo municipal del PP propone dejar en suspenso las liquidaciones del tributo en aquellos casos en los que no se obtengan beneficios hasta que se establezca una nueva regulación estatal

Cinco días después de asegurar que no iba a modificar la ordenanza municipal ni a tomar medidas correctoras para paralizar el cobro del impuesto de la plusvalía hasta que el Ministerio de Hacienda reforme la tasa de acuerdo con la reciente sentencia del Tribunal Constitucional, el Ayuntamiento de Santander dio este lunes marcha atrás. Según explicó la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, el grupo municipal del Partido Popular propondrá al pleno de la Corporación paralizar las liquidaciones del impuesto de la plusvalía en aquellos casos en los que existan datos que "acrediten" que no ha habido un aumento de valor en la propiedad transferida y dejarlas en suspenso hasta que se establezca una nueva regulación a nivel estatal.

Así lo planteará en una moción en la que, además, se propone instar al Gobierno de España a modificar cuanto antes la normativa del impuesto tras la sentencia del alto tribunal que se dio a conocer la pasada semana y que impide aplicar el tributo municipal a los contribuyentes que realicen una transmisión inmobiliaria por menos dinero del que costó su adquisición, es decir, cuando no exista un beneficio real en la transacción ni una revalorización de la propiedad.

González Pescador asegura que el Ayuntamiento ha dejado de realizar liquidaciones de la plusvalía en los casos en los que hay indicios que apuntan que no ha habido un aumento de valor, todo ello, a la espera de contar con una nueva regulación que establezca los mecanismos para evaluarlo. Esta medida, "con la que se pretende evitar posibles perjuicios a los ciudadanos", se trasladará ahora al pleno del próximo jueves a través de una moción para invitar al resto de grupos municipales a sumarse a ella.

Todo hace indicar que la propuesta saldrá adelante porque en el pleno del pasado 6 de abril fue toda la oposición –menos Ciudadanos– la que solicitó que se cambiase la ordenanza la municipal que regula la plusvalía, lo cual no fue posible precisamente por el rechazo del PP y de la formación naranja.

"Celeridad" para adaptar la ley

Con esa moción, el grupo municipal popular intenta además buscar el respaldo del conjunto de la Corporación para pedir al Gobierno central que realice "a la mayor brevedad posible" las adaptaciones necesarias en la normativa de acuerdo con la sentencia del Constitucional y con las propuestas que van a trasladar los ayuntamientos a través de la Federación Española de Municipios y Provincias. La FEMP se ha comprometido a remitir al Ministerio de Hacienda un informe exhaustivo del impuesto de la plusvalía, consensuado por todos los ayuntamientos, que pudiera servir como guía para la reforma del tributo. Se espera que en la reunión de la Junta de Gobierno de la FEMP de este mes se analice el informe de los expertos y se apruebe una propuesta para trasladar a continuación al departamento de Cristóbal Montoro.

González Pescador recordó que los ayuntamientos "no tienen potestad" para fijar el sistema o mecanismos de cálculo para determinar cuándo ha existido o no un aumento del valor en las transacciones inmobiliarias al margen de la normativa estatal, que es la que debe regular este aspecto. "De ahí la importancia de que esos cambios se realicen cuanto antes, para que los ayuntamientos cuenten con un escenario claro que aporte certidumbre y seguridad jurídica", explicó.

En este sentido, la concejala resaltó que tan pronto como se modifique la normativa estatal, el Ayuntamiento de Santander "podrá adoptar también las medidas necesarias para aplicar las nuevas directrices en las liquidaciones futuras", así como en aquellas que queden paralizadas a partir de este momento. Y también entonces se articularán "con la mayor urgencia" los procedimientos y los mecanismos oportunos para resolver las reclamaciones y devoluciones que pudieran derivarse por liquidaciones giradas con anterioridad a la sentencia. La vigencia es de cuatro años, por lo que tienen derecho a reclamar el cobro irregular del gravamen todos aquellos que se hayan visto perjudicados desde 2013. Antes, los casos se consideran ya prescritos.

Tal y como aparece recogido en los presupuestos, el Ayuntamiento de Santander tiene previstos ingresar 11,7 millones de euros en 2017 a través del impuesto de la plusvalía, una cifra que 20 y un 25% del total lo que dejarían de percibirpodría reducirse de forma notable ya que los consultores calculan entre un las arcas locales al no cobrar a aquellos vecinos que vendan una vivienda más barata de lo que la compraron. En los casos en los que sí exista plusvalía el impuesto no sufre ninguna modificación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate