La aplicación del móvil de la nueva OLA señalará la ubicación de las plazas libres

La aplicación del móvil de la nueva OLA señalará la ubicación de las plazas libres
Javier Cotera

Dornier, que empieza a gestionar la concesión desde el lunes, también modificará los parquímetros para que los usuarios tecleen la matrícula de su vehículo

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

El próximo lunes, día 4 de diciembre, empieza a operar la OLA de Santander el nuevo concesionario (la empresa Dornier), que introducirá novedades, por lo que los usuarios tendrán que acostumbrarse a algunos cambios. Dornier le dará una vuelta tecnológica a los parquímetros lo que conllevará, por ejemplo, que habrá que empezar a teclear la matrícula del vehículo en la máquina. También se apoyará en la aplicación 'Telpark', que hará más rápida la gestión del pago y traerá consigo otra primicia: el pago del tiempo real que se consuma estacionado en zona azul.

Mediante esa aplicación que se descarga en el teléfono móvil, Dornier informará de plazas de estacionamiento y sistema de guiado por voz que permitirá al usuario visualizar sobre un mapa en la pantalla de su terminal las plazas libres y la monitorización permanente en tiempo real de los niveles de afluencia a las zonas reguladas. Este sistema incluirá notificaciones de plazas vacantes en el área cercana al usuario, visualización de anuncios e información ciudadana, e informará de la localización de los parquímetros, de las plazas reservadas para personas con discapacitados e identificación de zona de residentes.

Los parquímetros que están instalados por la ciudad no cambiarán, pero se les han reforzado las funciones. Han incorporado tecnología 3G, lo que aumenta su velocidad de conexión. Los terminales actuarán como puntos de información y, en el futuro, cuando entre en funcionamiento la futura tarjeta ciudadana, servirán para recargarlas.

Este sábado será el último día de Setex-Aparqui, que ha explotado el servicio en la última década

La compañía explotadora ha iniciado una campaña en la que informará de la simplificación del uso de las máquinas, que se activarán presionando cualquiera de las teclas para acceder a las instrucciones. Tras introducir el número de matrícula, se podrá seguir pagando en ella con monedas o tarjeta prepago.

Como complemento se utilizará 'Telpark', una aplicación para Santander, donde hay disponibles algo más de 6.500 plazas de aparcamiento en OLA. La aplicación está disponible de forma gratuita en App Store y Google Play. Entre sus ventajas está la agilización del tiempo de pago (se reduce a solo 10 segundos) y que carga las cantidades a cobrar directamente a la cuenta bancaria del conductor. Esta aplicación funciona como un parquímetro virtual que realiza el cobro real al instante. También permite consultar y realizar pagos, controlar y ampliar el estacionamiento, recibir avisos y anular denuncias y descargar justificantes de pago.

La aplicación que se usaba hasta ahora, 'Empark', podrá utilizarse solo dos meses más

Pedro Nalda, concejal de Personal y Protección Ciudadana, adelantó ayer que esta aplicación convivirá durante dos meses con 'Empark', que era la que se venía utilizando hasta el momento (basada en el método de la tarjeta monedero) para dar tiempo a los usuarios a aclimatarse a los cambios.

Por cinco años

Nalda recordó que Dornier ganó el concurso de explotación del servicio por cinco años, por lo que estará al frente de la gestión de la OLA hasta diciembre de 2022. Durante este tiempo, abonará un canon anual de 1.340.000 euros al Ayuntamiento. Desde la próxima semana, Dornier contará con una nueva oficina de atención al público -en la calle Floranes, 63-, y posteriormente se habilitarán dos nuevos puntos de atención a usuarios en la calle Jerónimo Sainz de la Maza y en la plaza de Pombo. También estarán disponibles como canales de información el teléfono 942 231 608, el correo olasantander@dornier.com y la web www.ola-santander.com.

El concesionario contará con dos furgonetas eléctricas para las tareas de recaudación y mantenimiento, y con un turismo eléctrico que lee las matrículas, con cámaras e iluminación infrarroja y sistemas de comunicación 3G y 4G. Con él se podrá controlar los vehículos de residentes, se detectarán vehículos robados o abandonados y también se descubrirán fraudes de plazas para personas con discapacidad o detección de vehículos reincidentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos