Santander financiará una parte de la reforma de la Casa Capitular del Obispado

Proyecto de reforma de las dependencias capitulares del Obispado./DM
Proyecto de reforma de las dependencias capitulares del Obispado. / DM

El Estado pagará el 70% de la obra y el resto será abordado por la diócesis y el municipio, sin que se sepa aún la cantidad que aportará cada uno

Juan Carlos Flores-Gispert
JUAN CARLOS FLORES-GISPERTSantander

El Ayuntamiento de Santander y el Obispado firmarán en las próximas semanas un convenio de colaboración y financiación para desarrollar las obras de conversión del vetusto e infrautilizado edificio de las dependencias capitulares en un moderno centro en el que conservar en perfectas condiciones los archivos de la catedral de Santander y de la diócesis de Santander y Mena y en el que puedan trabajar investigadores de manera cómoda y eficaz.

El presupuesto de la obra asciende a 2,2 millones de euros, de los que 1,5 (el 70%) lo aportará el Ministerio de Fomento a través de su aportación a la restauración de bienes culturales (el conocido como 1,5% Cultural). El resto de la financiación (700.000 euros) serán aportados por el Ayuntamiento y el Obispado, aunque aún no se ha determinado la cantidad que aportará cada una de las partes. La reforma completa del edificio le dotará, además, de un ascensor y de salas de exposiciones y reuniones. También se abordará la restauración de una parte de muro del antiguo castillo del Rey o castillo de San Felipe, que ha conseguido conservarse tras el derribo de la fortaleza porque sobre ese lienzo se soportan las bóvedas de actual sacristía de la catedral, situada entre el claustro y el antiguo castillo.

En palabras de la alcaldesa, Gema Igual, este proyecto supone continuar en la línea de recuperación del patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad para potenciarlo, darlo a conocer y acercarlo a los ciudadanos, mejorando, al mismo tiempo, el entorno urbano de un enclave de gran relevancia para Santander como es el que rodea a la catedral» y añadió que «al igual que en la restauración y apertura a las visitas de la torre de la catedral, el Obispado y el Ayuntamiento colaboramos en iniciativas beneficiosas para la ciudad que permiten incorporar nuevos elementos al anillo cultural (en este caso, el Museo de la Catedral y el Archivo Diocesano, que se podrá hacer accesible al público), incrementando así la oferta de recursos culturales y turísticos a escasos metros de la futura sede asociada del Reina Sofía y del Centro Botín».

Otro proyecto

El Ayuntamiento y el Obispado tiene en marcha un segundo proyecto, en el extremo noroeste del complejo, como es la reconstrucción de esa esquina, la creación de una rampa con posibilidad de museo y la recreación de la veterana calle de Los Azogues. El proyecto de esta obra que financiará el Ayuntamiento ya ha sido aprobado y se está a la espera de la prospección arqueológica realizada a instancias de la Dirección General de Cultura. Una vez acabada la prospección y analizados los hallazgos, si es que los hay, se licitará la obra, para la que el Ayuntamiento dispone en los presupuestos de este año de 500.000 euros.

Con estas obras acabarán las reformas y transformaciones enmarcadas en el denominado Plan Director de la Catedral de Santander, que fue realizado entre los años 1998 y 1999 por José Luis Casado Soto y Joaquín González Echegaray, los arquitectos Luis de la Fuente Salvador y Juan Manuel Echevarría y el aparejador Juan José Carrasco. El Plan fue imprescindible para acogerse a la financiación del Ministerio de Fomento para obras culturales, con cuya aportación desde entonces se han rehabilitado la cubierta del templo, la torre y los bajos de la girola, donde se estableció el centro de consultas.

En la obra para reconstruir la calle de Los Azogues, los primeros trabajos consistirán en desmontar la escalera y eliminar el local comercial bajo ella, que fue ocupado entre 1965 y 2008 por la agencia de viajes Altamira, la más antigua de Cantabria, aún en activo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos