Otro día de cambios en el bus de Cueto y Monte

Santander

«Lo que queríamos es que lo dejaran como antes», dicen los viajeros, con dudas sobre los horarios. El número 8 fue recibido con bolsas de basura como protesta por algunas calles

Recibimiento con bolsas. Algunas paradas de Cueto (y especialmente la calle Inés Diego del Noval) fueron 'decoradas' con bolsas de basura de color azul para recibir a la nueva línea número 8 en su primer día de funcionamiento. Una forma de protesta. /María Gil Lastra
Recibimiento con bolsas. Algunas paradas de Cueto (y especialmente la calle Inés Diego del Noval) fueron 'decoradas' con bolsas de basura de color azul para recibir a la nueva línea número 8 en su primer día de funcionamiento. Una forma de protesta. / María Gil Lastra
Álvaro Machín
ÁLVARO MACHÍNSantander

Herminia y Santos iban sentados en la fila siguiente a la puerta. Cerca del papelito pegado al cristal con los cambios en blanco y negro y las salidas en hora punta en amarillo. «Yo porque lo he preguntado», comentaba ella. Él, optimista en ese momento, aseguraba que «algo mejor sí que es ahora con los cambios». Lo dijo antes de que su compañera de asiento le explicara que lo de bajar al centro en el número 8 sin transbordos sólo va a ser posible unas horas al día (dos bien temprano y otras dos y media a la hora de comer). «Pues entonces el cambio no merece la pena. Esto soluciona muy poco». Conversaciones de autobús en otro día de ajustes en el MetroTUS. Este martes le tocó a Monte y a Cueto. La antigua línea 9 es ahora la 8 (que no existía) y la 9 (que mantiene su denominación) tras desdoblar su recorrido. Nuevos itinerarios y nuevos horarios. Aunque los comentarios a bordo no sonaron demasiado nuevos. Hubo hasta cierta sorna. Al primer autobús que salía de la residencia de mayores de Cueto le recibieron con bolsas de basura azules amarradas a los pivotes y a algunas paradas. «A ver qué autobús tenemos que coger luego para volver... Te ríes, pero es para llorar». Eso decían en la última fila del 8.

«Si quitan los transbordos sólo unas horas, el cambio no merece la pena. Soluciona muy poco» Santos Crespo | viajero de la línea 8

Resumiendo los últimos cambios, el anterior recorrido Cueto-Sardinero-Monte se desdobla desde este martes en dos distintos. Uno más centrado en el área de Monte (línea 9, que parte de la calle Repuente) y otro en Cueto (la 8, que da servicio a los centros asistenciales de la zona y sale de la residencia de mayores de Cueto). Ambos llegan a las Estaciones en horas punta entre semana pasando por el túnel de Puertochico y los dos añaden parada junto al centro de salud Sardinero, anexo a los Campos de Sport. Modificaciones que se suman a las de las líneas de Peñacastillo o San Román, también en el sistema de horas punta sin necesidad de transbordos.

«¿Tiene sentido? ¿Me mandas al 20 y al 9 detrás?», preguntaba una mujer a sus compañeras de espera en el intercambiador del Sardinero pasadas las ocho y media de la mañana. Estaban en la zona más resguardada, porque llovía. Y discutían si su bus pasaba cada treinta minutos o cada quince. «¿Lo ves?», insistía cuando un empleado del TUS que trataba de poner orden les explicó los itinerarios. Estaba pendiente de que en las pantallas anunciaran el autobús siguiente donde correspondía. Pero el 8 paró donde no estaba previsto. «Perdone, ¿va a las Estaciones? Es que no me lo puedo creer», le dijeron al conductor. Luego, la charla entre Herminia Pablos y Santos Crespo. «Todo el mundo está hablando de esto. Y lo que queríamos es que lo dejaran como antes. A mí aunque me deje en las Estaciones sigo teniendo que hacer transbordo porque voy a Valdecilla».

Era su charla y eran otras tantas. Que si el autobús para volver, que si está tan pequeño en el cartel lo del horario que no lo veo... «Ese cartel puesto en algunas paradas –y no en todas– y en los autobuses es la única información que hemos tenido», aseguró a este periódico Santiago Sierra, de la Asociación de Vecinos de Cueto. «Yo sólo veo –valoró– que es una improvisación total, que desde el primer momento la información brilló por su ausencia. En Cueto lo que necesitan los vecinos no es esto. El viernes tenemos la asamblea anual y uno de los puntos del orden del día es la situación del bus. Este martes un vecino me decía que su hora punta también era la de volver a casa después de sus ocho o nueve horas de trabajo».

«Es una improvisación total. Desde el primer momento la información brilló por su ausencia» Santiago Sierra | Asoc. de Vecinos de Cueto

Allí, en su barrio, fue precisamente donde prepararon un 'recibimiento' al número 8. Visible en algunas paradas y, especialmente, en los pivotes de la calle Inés Diego del Noval. Desde el lunes por la tarde a muchos les amarraron bolsas de basura de color azul en señal de protesta (es la idea que eligió la Plataforma Transporte Santander para mostrar su rechazo).

Cambio por las obras

Mientras, en la agenda de modificaciones en los autobuses de Santander, la próxima le toca a la línea 5. Aunque en este caso no está vinculada al diseño del MetroTUS. Desde este jueves, y mientras duren los trabajos de reforma de la calle de Sanz de Sautuola (hasta finales de junio), la línea 5C2 deja de entrar por ella. Así, desde la parada de los jardines de Paseo de Pereda, continuará en dirección Puertochico, subirá por Casimiro Sainz hasta la rotonda de La Sardinera, entrará por la calle del Sol y se incorporará a su trayecto habitual por el paseo de Menéndez Pelayo.

Este miércoles debate sobre transporte y el viernes, sobre los diques

Las plataformas ciudadanas siguen muy activas en torno a dos realidades de Santander que han levantado gran polémica en los últimos meses:el MetroTUS y los espigones de La Magdalena. Ambos proyectos han generado sendos debates esta semana.

La primera cita tendrá lugar este miércoles, a las 19.30 horas en el Espacio Ricardo Lorenzo, del Colegio de Arquitectos de Cantabria. La plataforma Transporte Santander convocó a todos los grupos políticos del Ayuntamiento a debatir sobre 'Transporte público y ciudad' en formato de mesa redonda y han confirmado su asistencia ediles de todos los grupos, salvo del equipo de gobierno del PP, que también estaba invitado. Es justo a este partido al que el colectivo lleva pidiendo varias semanas que rectifique y devuelva el TUS a la situación del 31 de enero para, desde ahí, iniciar un diálogo sobre movilidad con todos los distritos de la ciudad sobre su futuro.

El segundo foro de discusión tendrá lugar en el Ateneo pasado mañana, viernes, también a las 19.30 horas y también con formato de mesa redonda. Está prevista la intervención de Eduardo Manzanares (arquitecto y miembro de Grupo Alceda) y de Miriam García, arquitecta y urbanista, redactora del POL (Plan de Ordenación del Litoral) de Cantabria cuando fue directora general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Cantabria en la legislatura de 2003 (con el PRC). Además intervendrá José Antonio Osorio, jefe de la Demarcación de Costas de Cantabria. Actuará como moderador Manuel Ángel Castañeda, presidente del Ateneo.

En el acto se presentará un informe del Ministerio de Medio Ambiente que data de la legislatura en que Cristina Narbona (actual presidenta del PSOE) fue ministra del ramo en el que ya se exponía la necesidad de una intervención para La Magdalena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos