Vota la idea que más te gusta para Castilla-Hermida

Vota la idea que más te gusta para Castilla-Hermida

La liberación de las vías de tren en el centro de Santander dejará 45.000 metros cuadrados libres. ¿Qué crees que se debería hacer con ellos?

María de las Cuevas
MARÍA DE LAS CUEVASSantander

«Levantar un edificio singular a la entrada de Santander, acristalado y de enormes dimensiones» o «Dos torres verticales de cristal unidas en la base, que sean el nuevo símbolo de la ciudad, y que en el bajo se levante un centro comercial, en esta ciudad que llueve con frecuencia». Son algunas de las propuestas de vecinos y ciudadanos que ha recibido el concurso de ideas del Ayuntamiento de Santander 'Santander City Brain' destinado a aprovechar los alrededor de 45.000 metros cuadrados de suelos ferroviarios comprendidos entre la estación de FEVE y el Centro de Salud de la calle Castilla, que quedarán liberados con el reordenamiento de las estaciones y que se encuentra en la primera fase del proyecto.

Algunas de estas propuestas llevan implícito un anhelo de modernizar la imagen de la ciudad con construcciones de grandes dimensiones, como queda reseñado. Otras ideas van encaminadas a la tecnología, como crear una ciudad productiva -'Fab city' en argot-, iniciativa que surgió en Barcelona y que aglutina en un punto de la ciudad personas que comparten tecnología para el desarrollo local. Así, se propone que «los vagones antiguos podrían ser transformados en salas de trabajo para 'coworking' (trabajo compartido) y construir zonas para 'coliving' (coviviendas) para nómadas digitales y donde se asienten 'start ups' (empresas emergentes)».

Algunas ideas de ‘Santander City Brain’

El retiro de Madrid.
Zonas verdes, arboladas y con vegetación frondosa, que incluya espacio para el ocio, zonas de ajedrez y juegos infantiles, además de un lago con alquiler de barcas, como el Retiro de Madrid. Con carril bici que discurra paralelo a las vías del tren.
Parking subterráneo.
Para evitar un mal endémico en la zona, que es la falta de aparcamiento para los vecinos, construir un parking subterráneo para vecinos y soterrar la salida de la ciudad para dejar toda la parte superior peatonal con muchos bancos.
Jardin botánico.
n parque temático de la agricultura y la botánica, con un museo de la diversidad botánica, que aúne ocio y conocimiento, un jardín botánico, con mariposario, arbolismo, puentes colgantes, venta de plantas cultivadas en una reserva.
Centro tecnológico.
Un lugar para el desarrollo tecnológico, compartir conocimientos digitales, transformar los vagones en salas de trabajo para favorecer el trabajo compartido o ‘coworking’, y un nicho de empresas emergentes o ‘start-ups’.
Torres acristaladas.
Dos torres acristaladas multiusos de 140 metros de altura en cuya base albergaría un centro comercial, ante la necesidad imperante de darle un aire nuevo a la ciudad y que destaque como un nuevo símbolo para Santander de modernidad.

Además de estas sugerencias, muchas otras inciden en dotar al centro con zonas verdes. «Hacer un pequeño Central Park, en Santander, con espacio para practicar deporte, zonas de juego infantiles, bolera» y otro ciudadano propone emular «el Parque del Retiro de Madrid en Santander, dotándolo con un lago con alquiler de barcas». También se plantea mantener las antiguas vías ferroviarias para «trazar en paralelo una carril bici» o bien «incorporar el tramo en el itinerario de las Vías Verdes de España».

En total se han presentado 44 ideas al concurso, que han tenido un alcance de 9.800 visualización. La alcaldesa, Gema Igual, anima a la participación, de manera que «el resultado final de ocupación de estos terrenos en el entorno del barrio Castilla-Hermida sea lo más consensuado y participativo posible».

Por otro lado, varias ideas de diferentes ciudadanos coinciden en la necesidad de ordenar el tráfico. Para ello, sugieren «crear un subterráneo para los vecinos de Castilla-Hermida y, de paso, soterrar la salida de Santander y peatonalizar la calle Castilla, de forma que se pueda pasear y disfrutar de la calma».

Zona cubierta

«Juntando las estaciones de tren y autobuses en un gran intercambiador subterráneo, cuyo acceso desde el exterior podría hacerse desde un solo edificio funcional, ya que la plaza de la Estación de autobuses está obsoleta», es otra de las sugerencias, que concursa junto con peticiones para crear espacios cubiertos donde acudir los días de lluvia. «Santander no tiene un lugar alternativo para los día de lluvia», afirma un ciudadano, o «¿quién no se ha visto con el problema de qué hacer con los niños cuando llueve?», comenta una ciudadana que solicita «una zona para parque infantil cubierto».

La integración ferroviaria se acometerá en los próximos años y el primer paso está anunciado para antes de que finalice el año, que será el derribo de los tres edificios de ADIF en la calle Castilla que permitirá poner a disposición de los ciudadanos alrededor de 1.500 metros cuadrados, con un plazo de ejecución de seis meses en total.

Como ya publicó este periódico, la actuación consistirá en la integración de las dos estaciones de ferrocarril (Renfe y FEVE), cubrir las vías del tren desde la cabecera de los andenes hasta la pasarela peatonal que conecta la calle Alta con la calle Castilla, y liberar para la ciudad casi cien mil metros cuadrados, divididos entre los 49.500 metros ganados con el desplazamiento de las vías y los 48.470 que se generarán en la parte superior cuando estén cubiertas.

La obra tiene un coste final previsto de 187 millones de euros, que deberán pagar el Ministerio de Fomento a través de Adif, que pondrá 137,55 millones, el 50% de la actuación; el Gobierno de Cantabria, 29,74 millones de euros, el 30% del total, y el Ayuntamiento, 19,82 millones.

Fotos

Vídeos