USO llega a un preacuerdo para suspender la huelga de basuras

USO llega a un preacuerdo para suspender la huelga de basuras
Santander

El paro no se desconvocará si los trabajadores no ratifican su apoyo y si el comité no lo firma antes de las 20.00 horas del viernes

agencias
AGENCIASSantander

El sindicato USO ha alcanzado esta madrugada a un preacuerdo con la UTE Ascan-Geaser, adjudicataria del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria de Santander, que implicaría desconvocar la huelga que comenzaría este viernes, cuando se inicia la Semana Grande, y se prolongaría hasta el 5 de agosto.

Se trata de un preacuerdo que únicamente ha suscrito USO, no el resto de sindicatos del comité de empresa (UGT, CCOO y Siltra), si bien el primero tiene mayoría, aunque no absoluta, en este órgano.

Por ello, el acuerdo se someterá a la asamblea de trabajadores mañana jueves a las 12.00 horas y si mayoritariamente dan el visto bueno, se suscribirá con la empresa, lo que suspendería la convocatoria de huelga.

Sin embargo, sin el respaldo de la plantilla, USO no firmará el acuerdo porque éste tendría «una eficacia limitada».

Ver más

La concentración de hoy, desconovada

Así lo ha informado a Europa Press el presidente del comité, José Ramón Hoz (USO), quien ha indicado que lo que sí se ha desconvocado es la concentración prevista para hoy puesto que «no tiene sentido», ya que pretendía «forzar» a la empresa a la negociación.

De este modo, la huelga de basuras no se desconvocará si los trabajadores no ratifican el preacuerdo y si el comité no lo ha firmado para las 20.00 horas del viernes, fecha en la que está previsto que se inicie.

Hoz ha explicado que el preacuerdo, «sin ser lo que nos gustaría, se mueve en los parámetros que veníamos reivindicando».

Tiene una validez de cinco años y contempla subidas anuales del Índice de Precios al Consumo (IPC) y el último del IPC más el 0,25%. Este aspecto ha sido el que ha impedido el consenso del comité porque el resto de sindicatos querían una subida adicional por encima del Índice para recuperar el poder adquisitivo perdido en el convenio anterior suscrito en época de recortes, ha explicado Hoz.

En este sentido, el sindicalista ha justificado el apoyo de USO porque con la subida del IPC «por lo menos tenemos la garantía del poder adquisitivo para los próximos años aunque es cierto que no recuperamos el poder adquisitivo perdido, como queríamos».

«Pero la empresa nos lo ha negado hasta el final y no había más: o cerrábamos con este preacuerdo o era el bloqueo de la negociación y la huelga», ha relatado.

También recoge la creación de una bolsa de empleo con todos los trabajadores eventuales -de relevo y los que trabajan la temporada estival- que a partir de 2019 comenzarán a hacerse fijos. Un 90% de las plazas se cubrirá con trabajadores de esa lista mientras el 10% restante se lo reserva la empresa.

A partir de 2018 se contratará progresivamente personal para trabajar los fines de semana y festivos. En concreto, el año que viene se contratará al 24% del personal necesario -actualmente los sábados trabaja más de 200 personas y los domingos y festivos 50-, en 2019 al 40%, en 2020 al 68% y un 91% en 2021.

De este modo, gradualmente, los trabajadores de la plantilla dejarán de trabajar domingos y festivos. En 2018 se librarán 11 fines de semana, en 2019 serán 12, en 2020 serán 23 y se llegará a 15 en 2021.

Hoz ha explicado que el objetivo es llegar a que una parte de la plantilla trabaje de lunes a viernes y otra los sábados, domingos y festivos, como se hace en algunas ciudades de España.

En este sentido, ha reconocido que el número de trabajadores que deben contratarse es «muy alto» por lo que «el dinero no llegaría para implantar desde ya una plantilla de lunes a viernes y otra los sábados, domingos y festivos», por lo que ambas convivirán progresivamente.

Servicios mínimos «abusivos»

El presidente del comité, José Ramón Hoz (USO), ha calificado de «abusivos« los servicios mínimos fijados en la resolución de la Alcaldía de Santander. «Son más abusivos que los que proponía la empresa», ha asegurado, y ha anunciado que el comité los impugnará.

Los servicios mínimos son del 50% de la plantilla de lunes a sábado y del 175% para domingos y festivos. En este último caso «no solo incluye a los 50 operarios que trabajan esos días sino que lo amplía a 77 trabajadores», ha denunciado el presidente del comité, para quien esta medida «no tiene ninguna lógica». «Los servicios mínimos son servicios mínimos, la palabra lo dice», ha apostillado.

Si bien se impugnarán, hasta que no haya una resolución al respecto tendrán que cumplirse esos servicios mínimos que son «absolutamente desproporcionados», ha reiterado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos