Un conductor que triplicaba la tasa de alcoholemia ‘aparca’ en la rotonda del Paseo Pereda

Dos agentes de la policía Local junto al vehículo aparcado en la rotonda./Antonio 'Sane'
Dos agentes de la policía Local junto al vehículo aparcado en la rotonda. / Antonio 'Sane'
Santander

El hombre, vecino de Santander, ha sido detenido a primera hora de esta mañana por la Policía Local

Daniel Martínez
DANIEL MARTÍNEZSantander

Una tasa de alcoholemia de 1,03 en el primer intento y de 0,92 en el segundo, el triple de la permitida. Eso es lo que se encontraron los agentes de la Policía Local de Santander cuando a primera de esta mañana hicieron soplar al vecino de Santander que ‘aparcó’ su coche en la rotonda del Paseo Pereda que se encuentra justo delante del Palacete del Embarcadero.

El conductor, con iniciales W. A. M. G., cogió el camino más corto y hizo la rotonda por el medio. Después de derribar varios de los adoquines que la rodean, se metió en la zona ajardinada y allí paró su Renault Kangoo blanca. En ese momento, se personaron en el lugar agentes de la Policía Local de Santander.

Tras comprobar que no había sufrido heridas y que no había más vehículos afectados, procedió a realizar la prueba de alcoholemia. También certificaron que el conductor tenía el carné y el seguro en regla y posteriormente le detuvieron. Ahora, será juzgado por la vía penal, ya que superó ampliamente el límite permitido. La grúa municipal se encargó de trasladar la furgoneta hasta el depósito de Ojaiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos