David González: «Hice un pacto con el PP en 2015 y lo mantendré toda la legislatura»

El 11 de junio de 2015, David González se apuntó un tanto político al conseguir que el alcalde en funciones firmara el decálogo de Ciudadanos que se llamó de 'regeneración democrática'. /Javier Cotera
El 11 de junio de 2015, David González se apuntó un tanto político al conseguir que el alcalde en funciones firmara el decálogo de Ciudadanos que se llamó de 'regeneración democrática'. / Javier Cotera

El edil que abandonó Ciudadanos hace casi un año asegura que el partido le «obligó» a garantizar la gobernabilidad pero no le «permitió» dar publicidad al acuerdo

Violeta Santiago
VIOLETA SANTIAGOSantander

«Yo adquirí un compromiso con el PP en 2015 y lo voy a mantener hasta el final de la legislatura». David González, exconcejal de Ciudadanos en Santander, ha desvelado en conversación con este periódico que el PP y Ciudadanos llegaron a un acuerdo «para garantizar la gobernabilidad» en la ciudad hace tres años que él está respetando pese a que su salida (hace ya casi un año) del partido de Albert Rivera «fue un poco traumática» debido a que hubo de por medio una denuncia -que acabó desestimada-.

Este convenio entre ambos partidos nunca se había hecho público. Según asegura González, él lo ocultó porque Ciudadanos no le permitió «darle publicidad». El PP -entonces comandado por el hoy ministro Íñigo de la Serna- tampoco lo puso sobre la mesa, aunque el resto de los grupos políticos municipales siempre han expresado en privado sus sospechas de que existía. Para toda la Corporación fue muy evidente el muy distinto trato dispensado por el PP a los concejales no adscritos, que actualmente son tres. A Antonio Mantecón, que fue expulsado de Ganemos y está en las antípodas ideológicas de los populares, el anterior alcalde le montó una gran escandalera, le llamó tránsfuga por haberse quedado sin partido y le invitó repetidamente a marcharse de la corporación santanderina. Esta actitud belicosa contrastó con lo ocurrido cuando Cora Vielva y David González abandonaron Ciudadanos. A Gema Igual, ya alcaldesa, le costó entonces muchísimo usar la palabra tránsfuga y en el PP se habló repetidamente de respeto hacia estos dos concejales. Ese perfil bajo se atribuyó siempre en medios municipales al hecho de que el PP está, desde 2015, a falta de un voto para la mayoría en el pleno y este apoyo siempre lo encontró en Ciudadanos.

El reconocimiento de González de que existe un pacto nunca desvelado explica que este concejal se haya convertido en el instrumento que aprueba o rechaza mociones en el pleno del Ayuntamiento. En lo que va de ciclo político, sólo en una ocasión importante y sonada ejerció de oposición de Ciudadanos: al negarse a seguir dando dinero público a los toros, un acuerdo plenario que provocó indignación en el seno del PP en aquel momento (mayo de 2016).

Este concejal ha seguido la estela del PP tanto con Ciudadanos como al ser no adscrito

«No tengo claro si iré en alguna lista del PP. Todavía no lo sé. Lo tengo que estudiar y decidir» « David González Concejal no adscrito en Santander

«Mantengo la firma con el PP porque los vecinos no tienen por qué sufrir mi marcha de Ciudadanos» David González Concejal no adscrito en Santander

En el resto de cuestiones significativas, este edil siempre ha seguido la estela marcada por el PP. Primero, cuando aún era concejal con partido, sostenía a los populares junto a Vielva -según siempre afirman ambos «obligados por Ciudadanos»- y, luego, en total soledad, porque Vielva sí se ha convertido en oposición al equipo de gobierno desde que abandonó la organización de Albert Rivera.

En el año que González lleva sin siglas, el exCiudadanos ha respaldado los Presupuestos Generales del Ayuntamiento, la subida de tasas e impuestos, ha estado de acuerdo en cerrar el expediente del derrumbe de la calle del Sol que no reconocía responsabilidades al municipio y ha salvado de la reprobación plenaria o de la dimisión pedida por la oposición para concejales del equipo de gobierno (caso de la propia Gema Igual, de César Díaz, de José Ignacio Quirós, de Ana González Pescador o de Miriam Díaz). Tampoco estuvo de acuerdo en paralizar el MetroTUS pese al clamor vecinal ni a pedir que se pare la obra de los diques de La Magdalena, por citar sólo algunos de los conflictos que han provocado mayor protesta entre parte de los santanderinos.

Aunque el pacto explicaría también las tibias respuestas dadas por Gema Igual cuando se le ha preguntado por el constante apoyo de un concejal sin partido a sus proyectos y posicionamientos. Cabe recordar que el PP es muy crítico en el Parlamento de Cantabria con el exdiputado de Ciudadanos (Juan Ramón Carrancio, que ha creado un partido propio). Carrancio cumple el papel de muleta del bipartito PRC-PSOE que González desempeña en el Ayuntamiento.

Decálogo de Ciudadanos

Que el PP estaba dispuesto a echar el resto para tener siempre un voto bien atado estuvo claro desde el principio de la legislatura. En mayo de 2015, Ciudadanos proclamó que llegaba a las instituciones para limpiarlas y con una ética diferente a la de los partidos tradicionales, a los que acusaba de practicar lo que llamaba «vieja política». En este contexto, David González obligó a firmar a Íñigo de la Serna -alcalde en funciones- un decálogo de 'regeneración democrática' que contenía nueve medidas anticorrupción, condición que el partido naranja impuso para allanar el camino de De la Serna hacia su tercer mandato como alcalde. El decálogo era un listado redactado a nivel nacional que Rivera hizo prevalecer en todas las administraciones en las que se convirtió en llave para el gobierno, lo que también sucedía en Santander.

Al suscribirse aquel documento, en un acto que convocado en el Hotel Bahía, tanto De la Serna como González dijeron que esta firma no suponía «ni un respaldo a la investidura», ni «un pacto de legislatura» ni «un acuerdo sobre programas». Ese día, ambos se limitaron a hablar de «futuras conversaciones». Este diálogo, negociaciones o -como González explica ahora «acuerdos»- nunca trascendieron.

Tampoco Gema Igual las reveló cuando David González dejó Ciudadanos y se convirtió en lo que los regionalistas llaman con guasa 'el concejal número 14' del PP. En el acto en que la alcaldesa hizo balance de su primer año de gestión fue preguntada sobre la falta de apoyos para sus futuros proyectos al encontrarse su grupo municipal en minoría (13 concejales de un total de 27) y respondió diciendo que confiaba en que los buenos proyectos del PP siempre encontrarían un aliado entre algún concejal de la oposición.

Pero ahora David González ha sido explícito. Según su versión, Ciudadanos «impuso» a sus dos ediles en Santander que tendrían que apoyar a los populares toda la legislatura y no le «permitió» hacer público el acuerdo. «No nos dejó darle publicidad al pacto al que habíamos llegado». «Se acordó gobernar con el PP, aunque se nos permitía mantener cierta distancia». El edil asegura que se estipuló que Cs no tendría responsabilidades dentro del gobierno local y que se «iría viendo un poco el día a día» a la hora de las decisiones políticas a tomar.

Cuando este concejal abandonó el partido naranja decepcionado con la dirección nacional, «lo que no quise fue que mis conflictos con Cs afectaran a aquel acuerdo». «Esa firma que hubo la quiero mantener porque los vecinos de la ciudad no tienen por qué sufrir las consecuencias de mi salida del partido».

¿Su destino es el PP? «Todavía no lo sé»

En el último año, González no se ha prodigado en declaraciones y tampoco derrocha argumentos en los plenos municipales, en los que el 90% de las veces respalda al PP sin tomar la palabra. Desde mayo de 2017 no ha presentado ni una sola iniciativa propia.¿Quiere esto último decir que irá en alguna lista del PP el año que viene? El concejal no adscrito no lo descarta. A la pregunta de si en mayo de 2019 se ligará a estas siglas, responde: «No lo tengo claro, todavía no lo sé. Quizá recupere un proyecto fuera de la política que tiene que ver con lo sindical. Aún no lo he decidido, lo tengo que estudiar».

Lo que sí sabe es que no se enrolará en OLACantabria, el partido de Juan Ramón Carrancio, con el que sí está colaborando su excompañera de partido, Cora Vielva. Vielva indicó a este periódico que desconocía «por completo» el acuerdo de Ciudadanos con el PP y, mucho menos, con González. De su excompañero de siglas le da «muchísima pena» que, una vez que ambos abandonaron Ciudadanos, «haya perdido la oportunidad de haber hecho oposición, porque en Santander hay cientos de cosas que se hacen mal». Ella dice que tuvo «alfombra roja» con el PP mientras estuvo en el partido naranja, pero ahora se siente «vetada» por el equipo de gobierno: «no me dan información y entorpecen todo lo que pueden mi labor». Vielva dice estar «orgullosa de estar haciendo oposición, por fin. Antes, Ciudadanos no nos dejaba».

PRC pide a Gema Igual que explique «pacto secreto» de legislatura con Cs

El portavoz del grupo regionalista, José María Fuentes-Pila, ha exigido hoy a la alcaldesa de Santander, Gema Igual, que haga públicos los términos del «pacto secreto» suscrito al inicio de la legislatura entre el PP y Ciudadanos y que ahora dice mantener el concejal no adscrito Dávid González.

Fuentes-Pila pregunta «qué pacto es ese que se ha negado hasta ahora, en base a qué se hizo, qué ofreció Íñigo de la Serna y qué aceptó David González y por qué negaron a los santanderinos ese pacto».

En opinión de Fuentes-Pila, la alcaldesa de explicar «inmediatamente» cuáles son los detalles de ese «convenio secreto» que está llevando a que González vote en el mismo sentido que los populares en todas los plenos y en todos los asuntos que se debaten.

Según enfatiza Fuentes-Pila la regidora «salva» la debilidad del PP con el «voto incondicional» de David González en virtud de un acuerdo «del que no se sabe nada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos