Las escaleras mecánicas al Gurugú costarán casi dos millones

La subidal del Gurugú / Andrés Fernández

Las obras de este proyecto, que pretende conectar San Martín y el Alto de Miranda con cinco escaleras y dos rampas mecánicas, tienen un plazo de ejecución de diez meses

DMSantander

El proyecto para la construcción de un nuevo itinerario de escaleras y rampas mecánicas que conectará el entorno de San Martín con el Alto de Miranda a través de la Subida al Gurugú tendrá un presupuesto de 1.997.537 euros y un plazo de ejecución de diez meses. Así se establece en el proyecto técnico redactado por los servicios municipales y aprobado esta semana por la Junta de Gobierno Local como paso previo para poder licitar los trabajos.

Según ha explicado en una nota de prensa el concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, el proyecto plantea la instalación de cinco escaleras y dos rampas mecánicas para facilitar los desplazamientos de los peatones por estas calles, que presentan fuertes desniveles que alcanzan en algunos casos una inclinación de 35 grados.

«Las escaleras mecánicas han reducido en doce puntos porcentuales el uso del vehículo privado» José Ignacio Quirós

De esta manera, se continúa ampliando la red de conexiones peatonales mecanizadas que permiten atravesar la ciudad transversalmente «haciendo más accesibles las zonas altas y mejorando la comunicación y la movilidad en áreas con importantes pendientes».

Con este tipo de actuaciones, el Ayuntamiento de Santander trata de fomentar además alternativas de movilidad que reduzcan el uso del vehículo privado en los desplazamientos dentro de la ciudad.

Quirós ha resaltado que desde que se empezaron a poner en marcha este tipo de itinerarios mecanizados se ha reducido en doce puntos porcentuales el uso del vehículo privado y han aumentado en idéntica proporción los desplazamientos peatonales.

Entre las últimas actuaciones acometidas en este ámbito, ha recordado el itinerario que se acaba de poner en servicio entre la plaza de Los Remedios y General Dávila, y entre los próximos proyectos ha señalado el que se iniciará en breve para conectar el Paseo de Pereda con General Dávila a través de Lope de Vega.

La nueva ruta

El nuevo itinerario que se plantea ahora partirá desde la calle Marqués de Santillana (detrás de la plaza de San Martín) y permitirá llegar hasta el Alto de Miranda salvando los tramos de mayor desnivel mediante elementos mecánicos.

La mayor parte de la actuación se centra en la Subida al Gurugú, una calle peatonal que cuenta en la actualidad con tres grupos de escaleras que van dando acceso a viviendas y calles laterales.

La solución planteada para este tramo consigue salvar los 24 metros de desnivel de la calle a través de cinco escaleras y una rampa mecánica que desemboca en el paseo de Canalejas.

Desde este punto, el recorrido continúa por un tramo prácticamente horizontal hasta llegar a las proximidades del Mercado de Miranda, donde se ubicará la última rampa mecánica del recorrido.

Además de la instalación de los elementos mecánicos, el proyecto contempla otras actuaciones como la renovación de algunos servicios y la adecuación de nuevos espacios verdes.

Así, en la zona de la Subida al Gurugú está previsto crear dos jardines verticales en los muros de contención que se ejecutarán durante las obras y también se renovará un tramo del saneamiento de la calle y se abordarán otras mejoras en las redes de electricidad, alumbrado y riego.

Por su parte, en Canalejas se acondicionará también una nueva zona verde junto a la rampa que se ubicará a la altura del Mercado de Miranda, y se desviará un tramo de la red de abastecimiento.

Fotos

Vídeos