Espectacular accidente en Valdenoja

Los bomberos extinguieron las llamas del vehículo más afectado por el accidente. / Celedonio Martínez

Un Peugeot 307 ha comenzado a arder en la calle La Pereda tras colisionar frontalmente con otro coche en un cruce. No hay que lamentar víctimas mortales

José Carlos Rojo
JOSÉ CARLOS ROJOSantander

La fortuna ha querido que el choque frontal que ha implicado esta mañana a dos coches en un cruce de la zona de Valdenoja, en Santander, haya resultado más espectacular que grave. La escena de uno de los vehículos envuelto en llamas, un Peugeot 307, ha alertado a los vecinos de todo El Sardinero, porque la columna de humo negro era visible a kilómetros de distancia. «Por fortuna no ha habido víctimas mortales», certifican los bomberos de Santander.

La colisión, que se produjo hacia las 12.45 horas de esta mañana, justo en el cruce que enlaza la calle La Pereda con la vía Maestro Federico Muñoz -en una zona especialmente peligrosa por la escasa visibilidad- implicó al Peugeot 307, conducido por un hombre de 90 años; y a otro vehículo, un Peogeot 308, en el que viajaba una familia con dos niños. «El peor parado ha sido el primero, porque ha sido el que ha empezado a arder», cuentan los bomberos.

Los dos primeros testigos del incidente, unos paseantes, llamaron de inmediato a los bomberos para alertar del suceso. Aclararon que uno de los vehículos, el conducido por el anciano, comenzaba a prenderse fuego. «No solemos hacer esto porque es una medida muy peligrosa que puede traer consecuencias peores; pero en este caso nos arriesgamos un poco a pedir a esas personas que sacaran al anciano del coche», confiesan los bomberos. Fue una decisión acertada porque cuando los efectivos llegaron al lugar el fuego ya había consumido el coche. Sendas ambulancias del 061 han trasladado a los heridos al hospital Valdecilla con pronóstico reservado; pero los testigos aseguran que las lesiones no parecían revestir gravedad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos